Martes 26/09/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Es necesario ser patriota para jugar en la selección española?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"Representamos a una cosa". Las palabras del futbolista del Athletic de Bilbao Markel Susaeta en su primera convocatoria con la selección española de fútbol han abierto todo tipo de especulaciones sobre lo que quería transmitir el internacional vasco en esa declaración. En medio de ese debate, ha surgido una duda: ¿deben ser patriotas los futbolistas que representen a España en competiciones internacionales?

La cuestión, que sigue latente pese a la aclaración que el propio futbolista y la Real Federación Española de Fútbol hicieron a posteriori asegurando que Susaeta se refería al estilo de juego de ‘La Roja’, ha sido respondida para El Confidencial Digital por prestigiosos periodistas deportivos, como Tomás Guasch, Paco García Caridad y Javier Gómez, que aportan su propio análisis y datos concretos para intentar esclarecer qué se le debe exigir a cualquier atleta que nos represente.

La selección nacional, lo máximo para un deportista

Tomás Guasch, comentarista en la Cadena Cope y colaborador del diario Marca, cree que no hay que expedir ningún “carnet de patriotismo” para jugar en la selección de fútbol o de cualquier otro deporte, pero asegura que “lo mínimo es sentirse feliz de ser convocado”.

El periodista da por hecho que cualquier deportista al que elijan para competir con la camiseta de España “debe estar encantado de poder llegar a lo máximo en su disciplina: es como llegar a lo más alto en tu trabajo”.

Además, Guasch asevera que “si alguien no se siente español, no tiene más que decir ‘no’ cuando le convoquen”. A este respecto, recuerda las palabras de Nacho, un defensa del Compostela, que aseguró en 1995 que jugar con la selección ni le interesaba ni le importaba porque él era gallego y punto. “Tampoco tuvo más importancia– continúa Guasch– porque nunca llegaron a convocarle. El que no quiera jugar con la selección, que se quede en su casa, que ya llamarán al siguiente”.

En cuanto a las palabras de Susaeta, el periodista manifiesta que “ha sido víctima de sus nervios y una mala expresión, ha sido casi una novatada”. Insiste en que a cualquier otro jugador “que no fuese vasco o catalán” no se le habría tenido en cuenta “el despiste” y está seguro de que al hablar de “una cosa” no estaba haciendo referencia a España, sino a “un estilo de juego”.

Esa conclusión es compartida por Paco García Caridad, director de Radio Marca, que añade: “Si esas palabras las pronuncia un jugador del Betis en vez de uno del Athletic de Bilbao, a los periodistas les hubiera hecho gracia y no se hubieran malinterpretado sus declaraciones”.

Caridad asegura además que “no hace falta ser patriota para dar lo máximo en las competiciones, sino ser un profesional. Puede no identificarse con España, pero sí con su profesión, su futuro en la Selección etc. Además, en las victorias, los patriotas se alegrarán por haber representado a su país, y lo que no lo sean pueden hacer ‘patria chica’, enseñando públicamente banderas de su región o lo que sea”.

El director de Radio Marca recuerda, para ilustrar, su opinión, “que no todos los que juegan en el Madrid son madridistas ni todos los que lo hacen en el Barcelona son culés, y no por eso no lo dan todo en el campo ni dejan de alegrarse por las victorias de sus equipos. Iniesta, por ejemplo, declaró de niño querer jugar en el Madrid y ahora es más feliz que nadie en el Barça”.

La política nunca debe anteponerse al deporte

Para otros profesionales de la información deportiva, ninguna ideología debe usurparle a nadie el derecho a competir con la selección española. Es el caso de Javier Gómez, presentador de LaSexta Deportes, que ha explicado a ECD que “no es necesario en absoluto” que un jugador “renuncie a sus sentimientos nacionales, sean de donde sean”, para vestir la camiseta de España.

“Nadie espera que el jugador de baloncesto Ibaka, que es nacido en el Congo, se emocione especialmente al oír el himno de España”, comenta Gómez. También cita al ex esquiador Johan Muehlegg, fondista de origen alemán, o al jugador de ping pong He Zhi Wen, apodado ‘Juanito’. “Por supuesto que esos deportistas agradecen a España que les convoque para representarles”, indica Gómez. “Parece que no nos molesta que nos representen en la selección africanos, alemanes o chinos, pero sí que lo hagan personas con distintas sensibilidades nacionalistas, como vascos o catalanes”.

Además, Gómez recuerda que con la actual legislación “ningún deportista puede negarse a acudir a la convocatoria de su seleccionador nacional por razones políticas, religiosas, etcétera”, ya que si no se exponen a recibir una sanción.

También reconoce el “mérito” de Del Bosque, de quien dice que “ha sabido captar perfectamente la diversidad de sentimientos que hay entre sus jugadores” y “sabe que puede llamar a quien quiera que le interese para la selección y respetar su decisión de acudir o no a la convocatoria” sin que haya que llegar a las sanciones, “con discreción y en privado”.

Para el presentador de LaSexta Deportes, quien quiera que defienda “con respeto” la camiseta de la selección española “merece vestirla, sea cual sea su filiación ideológica”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·