Jueves 24/07/2014. Actualizado 16:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

Te lo aclaro

¿Cómo va a afectar la subida del IVA a los españoles?

Las exigencias de Bruselas están haciendo cambiar de opinión al Gobierno, que se va a ver obligado a subir el IVA pese a la postura contraria de varios de sus ministros, incluido el de Hacienda, Cristóbal Montoro. Europa pide recaudar más, y desde La Moncloa se teme la paralización del consumo. Mientras, los españoles se preguntan cómo afectará esta medida a su economía doméstica.

Para responder esta pregunta, hay que tener en cuenta la intención del Gobierno de aplicar dicha subida a los actuales gravámenes reducidos del 4% y el 8%. En concreto, el equipo de Mariano Rajoy se plantea que productos que tributen al 4% lo hagan al 8% y, otros que aplican el 8%, sean gravados al 18%, cumpliendo así las exigencias planteadas por la Unión Europea.

Según los expertos, ese cambio afectaría, sobre todo, a las compras diarias de los consumidores, pero también al pago de la vivienda o a la restauración. En todos esos sectores se aplican en la actualidad tipos impositivos del 4% o del 8%, pero jamás del 18%, por lo que un incremento tan acusado en esos precios “atacará de forma directa las grandes fuentes de ingresos del país”.

Las cestas de la compra serán más pequeñas

Como acabamos de decir, “la compra de alimentos y artículos de uso habitual en las casas será la que más se resienta tras la subida del IVA, ya que incide de manera directa en estos productos”.

En la actualidad, “el 14 por ciento del gasto anual de una familia procede de los alimentos que adquieren de forma diaria o semanal”. En la mayoría de los casos, “esos productos alimenticios, excepto los denominados elaborados, cuentan con un gravamen del 4% y, por tanto, el nuevo impuesto será el doble que el de ahora”.

Si tenemos en cuenta que hace dos años a estos productos ya se les aplicó una subida del 1%, y que los consumidores se inclinaron entonces por las llamadas ‘marcas blancas’ para reducir costes, “lo que nos podemos encontrar ahora es que ya se dejen de comprar según qué alimentos, en detrimento de otros no perecederos para llevar prácticamente una economía doméstica de supervivencia, en la que la cesta de la compra será más reducida pero con alimentos más duraderos”.

Nuevo varapalo para la compra-venta de viviendas

El pago de las viviendas a través de hipotecas también tiene, en la actualidad, un gravamen reducido del 8 por ciento. Si a este sector se le aplica un impuesto un 10 por ciento, “ahora no serán los bancos los que no den hipotecas, sino los clientes los que no las pidan”.

En 2010, cuando el impuesto pasó del 7 al 8 por ciento, “las ventas descendieron más de un 4% en el segundo semestre, justo después de una pequeña subida, por primera vez desde 2008, del 2,9 %”.

A día de hoy, “nos encontramos en una situación muy parecida a la de entonces, ya que la venta de viviendas estaba ahora repuntando y la subida del IVA, mucho más agresiva que la de hace dos años, supondrá un severo descenso en los niveles de compraventa de aquí a finales de 2012, pero la situación mejorará en el próximo ejercicio”.

Los analistas consultados coinciden en señalar que la subida del IVA aplicada al pago de la vivienda “afectará a corto plazo, pero no será perjudicial en los próximos años”. El motivo: “la ampliación del impuesto obligará a ajustar aún más el precio de la vivienda, lo que provocará un ‘efecto llamada’ para los nuevos compradores”.

El sector servicios también se resentirá

Tomarse una cerveza en una terraza, reservar una habitación de hotel, o comprar una entrada para el cine, también pasarán de tener un 8% del IVA a tener un 18%. Esa subida “equiparará el precios de esos productos a la media europea, aunque nos harán ser menos competitivo que hasta ahora en el sector servicios”.

Hasta ahora, “los extranjeros venían a España atraídos por los precios de nuestros hoteles y nuestros servicios, pero ahora ese plus lo perderemos sobre el resto de países de Europa”.

La subida del IVA a productos de este sector “era lógica y también necesaria, aunque sí es cierto que nos hará daño si se aplica antes del verano”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·