Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Activistas saharauis pro-derechos humanos denuncian torturas y vejaciones por parte de la policía marroquí

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El conflicto de Sáhara Occidental continúa siendo un grave foco de conflictos para Marruecos. Activistas saharauis pro-derechos humanos denuncian los ataques que sufren por parte de policías marroquíes. Ataques que, según afirman, “se repiten constantemente”.

El Confidencial Digital ha podido conocer, de primera mano, el testimonio de lo que le ocurrió a Hossein Emnaissir, activista saharaui pro-derechos humanos que sufrió en sus propias carnes los malos tratos de la policía marroquí.   El pasado 7 de agosto -según relatan compañeros de Hossein Emnaissir- este activista recibió una llamada telefónica de un agente de policía marroquí instándole a que se trasladase a un lugar. Allí, el agente le dijo que un comisario deseaba verle en persona.   Emnaissir, que, según dicen estos activistas vive atormentado y perseguido desde hace varios años, accedió y acompañó al gendarme y montó en el interior de un vehículo. Allí se encontró con un importante cargo de la policía marroquí acompañado por otro oficial. “Emnaissir fue obligado a subir a este vehículo para hablar, pero al sentarse en el sillón trasero, dos agentes irrumpieron en el interior bloqueándole la salida por ambas puertas del coche”, afirman.   En ese momento, continúan su relato, Emnaissir “recibió codazos mientras le vendaban los ojos”. El vehículo dio muchas vueltas para desorientar al activista detenido y en el traslado, denuncian, “fue golpeado, insultado y vejado”.   Finalmente, según cuentan, Emnaissir fue trasladado hasta El Aaiún, donde los agentes de policía continuaron con sus malos tratos. Estos son los hechos que relatan:   -- Nada más llegar a la ciudad y al bajarse del vehículo fue continuamente insultado y sometido a toda serie de preguntas. También, dicen, “le colgaron del techo y le golpearon en las partes más sensibles de su cuerpo”.   -- Emnaissir tuvo en todo momento los ojos vendados.   -- Le amenazaron con que, si no colaboraba, iba a ser impregnado en gasolina y quemado, mientras le acercaban a sus oídos cerillas encendidas.   -- Le trasladaron a una fosa donde le amenazaron con que iba a ser quemado vivo, incluso “llegaron a cubrirle parte de su cuerpo con arena y escombros”.   -- Advirtieron con degollarle si no respondía con la verdad, para ello limaron cuchillos cerca de su rostro.   Estos activistas saharauis denuncian, en definitiva, que estos procedimientos han sido utilizados por la policía marroquí con los ciudadanos y militantes que denuncian la ocupación de los territorios del Sáhara Occidental. Dicen que Marruecos construye mazmorras secretas para estos fines. Incluso, muchos de ellos han llegado a morir o están desaparecidos.   En lo que respecta a Hossein Emnaissir, declaran, “fue liberado al día siguiente en un grave estado, gracias a las manifestaciones y sentadas que los ciudadanos saharauis organizaron, siendo también ellos atacados brutalmente y heridos de gravedad”.