Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Un estudio vuelve a incidir en el “mal de África”: la economía de Guinea Ecuatorial crece, pero el pueblo sigue en la pobreza

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un informe publicado por el Departamento de Investigación sobre el Desarrollo de la Universidad Surafricana de Ciudad de El Cabo pone a Guinea Ecuatorial como ejemplo de lo que sucede con las economías africanas: logran crecimientos financieros importantes que apenas revierten en los ciudadanos.

Un informe publicado por el Departamento de Investigación sobre el Desarrollo de la Universidad Surafricana de Ciudad de El Cabo pone a Guinea Ecuatorial como ejemplo de lo que sucede con las economías africanas: logran crecimientos financieros importantes que apenas revierten en los ciudadanos.

 

El estudio surafricano cita concretamente el caso de Guinea Ecuatorial pues, gracias a los beneficios derivados de la explotación del petróleo, logró que su economía creciera el año pasado de manera significativa. Sin embargo, el índice de pobreza en el país continuó siendo el mismo.

 

Se pone de nuevo el dedo en la llaga de la economía africana. En el continente negro, el número de pobres se ha duplicado en veinte años, más en concreto entre 1981 y 2001. Si en 1981 existían en el continente 164 millones de pobres, hoy esa cifra se eleva a los 316 millones.

 

El informe citado establece que el 46 por ciento de los africanos vive con menos de un dólar al día, el 21 por ciento con menos de medio dólar diario y el seis por ciento con tan sólo un cuarto de dólar. El escenario africano es muy distinto del asiático. En Asia el porcentaje de pobres se está reduciendo al ritmo de un dos o tres por ciento anual.

 

Pero, como se anuncia en el dossier mencionado, el problema no parece ser de crecimiento económico pues aunque las economías africanas crecen, los ciudadanos siguen sin beneficiarse de ello.