Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Análisis. La filtración a la prensa de la muerte de Bin Laden fue interesada, la trampa de los espías franceses y las mentiras de Arabia Saudí

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿Ha muerto Bin Laden? Así lo aseguraba al menos una nota de los Servicios Secretos de Francia aparecida en el diario L’Est Republicain recientemente. Un experto de la universidad de Granada realiza un análisis del contenido y las circunstancias que rodean a esa filtración.

Según un documento interno del servicio francés de inteligencia exterior, la DGSE (Direction Générale de la Sécurite Extérieure), Osama Bin-Laden había fallecido a causa del tifus el pasado 23 de agosto en Pakistán. El servicio secreto del país galo se hizo eco de un informe realizado a su vez por los espías de Arabia Saudí.   En los días posteriores, un especialista en Inteligencia Fred Burton hizo un análisis de la citada “filtración”. Su trabajo es recogido y desmenuzado por el profesor José Antonio Peña del departamento de Ciencia Política de la Universidad de Granada.   En el análisis sobre “los rumores de la muerte de Bin Laden” aparecen una serie de datos y circunstancias que ayudan al profano a dar credibilidad o restarla al supuesto deceso del terrorista. Entrando en los detalle de la nota publicada por el diario francés L’Est Republicain hay que recordar los extremos de la misma.   Primeros indicios de veracidad: En apariencia, el hecho de que el gobierno francés abriera una investigación sobre la marcha acerca de la filtración hace pensar que el contenido de la misma es verdadero.   En contra de su veracidad juega el que los servicios secretos de Arabia Saudí, responsables -en apariencia- de la elaboración de la información, afirmó al poco de filtrarse “no tener evidencia” de la misma y la tachó de “puramente especulativa”.   Al Qaeda, por su parte, hizo llegar el 26 de septiembre un mensaje al canal paquistaní “Al Arabiya News” afirmando que Bin Laden estaba vivo y con buena salud.   El presidente paquistaní Musharraf también sostuvo la creencia de que Bin Laden seguía vivo en incluso apuntó a la provincia Afgana de Kunar, como actual ubicación del terrorista, quizá –apunta el analista- para evitar señalar a su propio país como el lugar donde se encuentra escondido.   ¿Cómo se hizo/filtró el citado informe?: parece difícil que a los servicios secretos de exterior franceses se les “haya colado” una nota de estas características, por lo que los expertos en asuntos de inteligencia apuntan a una filtración deliberada a la prensa, que estaría motivada por muy diferentes causas.    No parece discutible para el analista la existencia y oportunidad del informe realizado por la inteligencia saudí. La frontera entre Pakistán y Afganistán está muy controlada en cuanto a redes de inteligencia y logística desde los tiempos de la guerra contra la URSS. Por ello es normal que esta zona genere mucha información sobre Al Qaeda, “unas veces contrastada, y otra no tanto”.   El problema es que el gobierno de Riad tiene demasiado dinero, o eso es lo que apuntan los expertos. El gobierno Saudí dispone de suficientes recursos económicos para sustentar fuentes externas. Esta práctica no obstante genera un merodeo de “oportunistas y manipuladores” con motivación meramente económica. Estas fuentes son conocidas por la inteligencia estadounidense como “walk-ins”, ya que con bastante frecuencia “se ofrecen (o entran) literalmente en la propia embajada”. La información que ofrecen es muy variada. A veces fiable, pero otras muchas no.   Aunque el informe saudí proviniera de una fuente considerada por ellos fiable, esto no lo convierte en bueno automáticamente. Las motivaciones de la fuente original pueden condicionar la calidad de la información, y esas circunstancias son desconocidas por los controladores saudíes; mucho más por el resto de servicios que recibieron el informe (se cree que también obra en poder de servicios de inteligencia “aliados” como Estados Unidos, Reino Unido y Pakistán).   ¿Podría ser obra de la propia Al Qaeda?: En los servicios de Inteligencia de estados Unidos hay quienes sostienen que este tipo de informaciones acerca de la muerte de Bin laden son difundidos por la propia organización terrorista cuando el cerco de los aliados se ha cerrado demasiado en torno a él amenazando su seguridad. Pese a que estos “infundios” generan a largo plazo incertidumbre en los propios seguidores de Al Qaeda, también es cierto que las agencias de inteligencia necesitarían tiempo para confirmar dicha muerte.   As-Sahab, el aparato de comunicación de Al Qaeda, ha emitido cinco declaraciones de audio con la voz de Bin laden con motivo del aniversario del 11-S, pero lo cierto es que el líder terrorista no ha sido visto en video desde el final de campaña de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2004.   Hay quienes apuntan a que si Bin Laden estuviera muerto, As-Sahab podría seguir emitiendo sus grabaciones “trucadas” a partir de cortes de voz, una tecnología que se puede hallar en Internet. La CIA ha confirmado que la voz que aparece en los archivos de audio de As-Sahab es la de Bin Laden, pero existen indicios de que al menos en una de las grabaciones existían empalmes. No se ha emitido ninguna grabación con la voz de Bin Laden desde el día 1 de julio –afirma el autor del análisis-, bastante antes de su rumoreada muerte.   Algunas conclusiones:   - Haya muerto o no Bin Laden, en cualquier caso, la cara visible de Al Qaeda es en estos momentos Ayman Al-Zawahiri, quien además dirige la organización.   - No sería la primera vez que la inteligencia de Estados Unidos ha recibido informes sobre una presunta muerte del líder de Al Qaeda. La pregunta es porqué se ha filtrado en esta ocasión a la prensa francesa, una filtración intencionada que –sostienen los expertos- está corroborada y no desmentida por el hecho de que el gobierno de Chirac haya abierto una investigación.   ¿Por qué filtraron la nota los Servicios Secretos de Francia?   1- Podría argumentarse que el DGSE filtró la información en un intento de forzar a Al-Qaeda a responder rápida y convincentemente a la noticia. De lo contrario, cada vez resultará más difícil hacer creer a sus seguidores que Bin Laden vive.   2- La DGSE podría haber filtrado la información no porque creyese que Bin Laden estaba muerto, sino para forzarle a aparecer en público y desmentirlo. De este modo se tendría una nueva oportunidad de capturarlo.   3- Francia, país amenazado por Al Qaeda, podría tener motivos de seguridad para realizar la filtración.   Hay que recordar aquí que, recientemente, Al-Zawahiri, el nuevo rostro de Al Qaeda, ha anunciado la fusión del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate de Argelia con la red de Al-Qaida. El temor actual del gobierno del país galo es comprensible. Este miedo a un atentado les habría llevado a intentar “perturbar” el liderazgo de Al-Qaida, o incitar a los estados Unidos a que solucionen el problema por ellos.