Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Análisis. El Gobierno está preocupado por la escasa presencia de españoles en entes internacionales: se apuesta por perfiles más políticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La presencia de españoles en organismos internacionales siempre ha sido una asignatura pendiente para el Gobierno, especialmente en lo que se refiere a “colocar” a representantes nacionales en puestos de máxima responsabilidad. Ahora se da preferencia a perfiles más políticos que diplomáticos.

Cada vez hay más profesionales con ganas de salir de España y probar suerte en instituciones multilaterales, tal y como lo atestiguan los más de 34.000 inscritos en la base de datos que maneja desde 2003 el Ministerio de Asuntos Sociales y Cooperación para dar salida a esta demanda de empleo.

Fue precisamente en 2003 cuando la entonces ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, percibió la “infra-representación” española en organismos como la ONU, la UE, la OTAN, el FMI, el Banco Mundial o la OSCE. Para impulsar la presencia española en estos ámbitos, de Palacio puso en marcha un programa para la promoción de la presencia de españoles en instituciones internacionales.

Uno de los pilares de este programa, que sigue vigente pero con las actualizaciones introducidas por el ministro Moratinos, fue la creación de la Unidad de Funcionarios Internacionales (UFI), con Manuel Montobbio como Embajador en Misión Especial. Ahora, el director de la UFI es el también Embajador Jorge Montealegre pero no ostenta la categoría de representante diplomático en misión especial.

Desde entonces apenas se aprecian los cambios, como explican desde la Unidad de Funcionarios Internacionales del MAEC. En esta Unidad se actualizan diariamente dos bases de datos: por un lado la que contiene todas las ofertas de empleo en organismos internacionales y por otro, la de todos aquellos candidatos españoles que quieren acceder a esas u otras posibles plazas en instituciones multinacionales.

En los últimos años se ha hecho más visible el descenso de la presencia española en el exterior, con las renuncias de Rodrigo Rato como presidente del FMI y de Ana Palacio como vicepresidenta del Banco Mundial. Asimismo, Marcelino Oreja concluyó su mandato como secretario general del Consejo de Europa, Josep Borrell como presidente del Parlamento Europeo, Juan Antonio Samaranch en el COI y Francisco Mayor Zaragoza como director general de la UNESCO.

Según los datos recogidos por El Confidencial Digital, se está produciendo ahora un cambio de estrategia y se opta por perfiles más políticos a la hora de designar personas para puestos que antes ostentaban diplomáticos de carrera.

El caso más reciente es el de Diego López Garrido, que ya dirige la Secretaría de Estado de la Unión Europea, sucediendo a Alberto Navarro, diplomático con amplia experiencia en la Unión Europea. Sin embargo, no es este el único caso. José María Ridao, abogado, diplomático, escritor y colaborador de El País cedió el testigo, tras solicitar la excedencia del Cuerpo Diplomático, en la representación permanente española ante la UNESCO. Su sucesora ha sido la ex ministra socialista de Educación y Ciencia, María José San Segundo, que sigue ostentando este cargo en la actualidad.

Entre los españoles más reconocidos que ocupan un lugar en los organigramas de las principales instituciones internacionales destacan Javier Solana (mister PESC), Joaquín Almunia (Comisario Europeo Asuntos Económicos) y el ex presidente Felipe González (nombrado presidente del “comité de sabios” de la UE para la reforma del Tratado de Lisboa).

Entre los menos populares figuran Ana Pastor, como representante de la Internacional Demócrata de Centro ante UNICEF; Manuel Desantes, primer Vicepresidente de nacionalidad española en la Oficina Europea de Patentes; y Maurici Lena, actual director general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial que, el próximo 1 de julio, se convertirá en presidente del Consejo de la Agencia Espacial Europea.