Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

“Aventuras y desventuras” en los Madrid–Tenerife de Iberia: polémica y detenciones en los aviones alquilados a Air Atlanta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Averías, cambios de motor, demoras en el embarque y hasta detenciones de pasajeros. Algunos pasajeros de Iberia que utilizan los Boeing 747 alquilados a Air Atlanta, que cubren el trayecto Madrid – Tenerife se han quejado de los trastornos ocasionados. El último incidente, en el que tuvo que intervenir la Guardia Civil, ocurrió el pasado 19 de julio.

Averías, cambios de motor, demoras en el embarque y hasta detenciones de pasajeros. Algunos pasajeros de Iberia que utilizan los Boeing 747 alquilados a Air Atlanta, que cubren el trayecto Madrid – Tenerife se han quejado de los trastornos ocasionados. El último incidente, en el que tuvo que intervenir la Guardia Civil, ocurrió el pasado 19 de julio.

 

ECD ha recibido ecos de que ese día, el avión que cubría el trayecto mencionado sufrió una avería en el aeropuerto de Barajas. Finalmente, los responsables del Iberia decidieron sustituir esa aeronave por otro B747 de Air Atlanta, con el consiguiente retraso para los usuarios.

 

Cuando los viajeros se disponían a embarcar en el nuevo aparato, un pasajero que hablaba por su teléfono móvil fue advertido por la tripulación de Iberia de que debía finalizar su llamada. Según fuentes oficiales de la compañía, esta persona se negó a dar por concluida su llamada.

 

Finalmente, el personal de vuelo detuvo la maniobra de despegue y decidió llamar a la Guardia Civil del aeropuerto que procedió a detener al individuo y a desalojarlo del avión. El díscolo pasajero pudo embarcar, sin embargo, en el siguiente vuelo.

 

Según fuentes oficiosas tras lo sucedido, también decidieron bajar del avión hasta una docena de pasajeros. Estas mismas fuentes aseguran que no se trató de un hecho aislado: estos aparatos sufren averías con cierta regularidad, retrasos en la salida, y hasta cambios completos de motor.

 

La compañía Iberia quita hierro a esta polémica, niega grandes retrasos o que se hayan producido serios contratiempos y afirma, por el contrario, que las averías o demoras en los aviones son “normales” en cualquier aeropuerto.

 

Iberia informa, por último, que aunque los aviones y los pilotos sean alquilados a través de una operación de leasing a Air Atlanta, la tripulación de la nave es de Iberia.