Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

“C.S.I. Pulianas II”, testigos de lo ocurrido contradicen la versión oficial: no era un “chatarrero” y se guardaron parte de los documentos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Testigos de lo ocurrido en Puliana con los documentos de la autovía del Mediterráneo contradicen la versión de las autoridades andaluzas: no eran “chatarreros” y no se deshicieron de todos los papeles, algunos se los llevaron en una saca dentro de un Peugeot, que nunca llegó a la planta de reciclaje.

Testigos de lo ocurrido en Puliana con los documentos de la autovía del Mediterráneo contradicen la versión de las autoridades andaluzas: no eran “chatarreros” y no se deshicieron de todos los papeles, algunos se los llevaron en una saca dentro de un Peugeot, que nunca llegó a la planta de reciclaje.

 

Según ha informado el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, los documentos oficiales relacionados con la autovía del Mediterráneo destruidos y arrojados en un contenedor de la localidad granadina de Pulianas, fueron abandonados allí por los “chatarreros” de la empresa que se hace cargo de los residuos de la Demarcación de Carreteras de Andalucía Oriental, organismo dependiente del Ministerio de Fomento.

 

El Confidencial Digital ha podido saber, por fuentes policiales, que según los testigos oculares la pareja que destruyó y arrojó al contenedor los documentos no tenían aspecto de “chatarreros”. Se trataba de un hombre de unos cuarenta años y una mujer algo más joven, que utilizaban como vehículo un Peugeot. Algunos se atreven a concretar más y hablan de un Peugeot 307.

 

Estas mismas fuentes aseguran además que la pareja comenzó a sacar unos montones de papeles del vehículo: observaban los folios y unos los destruían y los arrojaban al contenedor, mientras que otros los guardaban en una saca que posteriormente metieron en el coche y se llevaron con ellos.

 

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Granada, el “chatarrero” encargado de llevarse los papeles tiró en el contendor los documentos escritos en papel amarillo o impresos en folios plastificados, debido a que la planta de reciclaje de Pulianas sólo se acepta papel blanco.

 

Admitiendo la certeza de estas declaraciones oficiales las preguntas que caben hacerse son: ¿llevó posteriormente el “chatarrero” los papeles blancos a la planta de reciclaje de Pulianas? ¿serían estos papeles blancos con destino la planta de reciclaje los documentos que los testigos veían que la pareja no arrojaba en el contenedor, y que introducían en una saca que posteriormente cargaron en el coche?

 

Según fuentes policiales a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, Fuerzas de Seguridad de la localidad granadina han comprobado que a la planta de reciclaje de Pulianas -donde según las versiones oficiales el “chatarrero” debía llevar los papeles blancos- nunca llegaron los documentos que Fomento envió a reciclar.