Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Cincuenta y ocho arquitectos reclaman 50.000 euros al Museo del Prado tras ejercer como guías en la ampliación realizada por Rafael Moneo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un grupo de arquitectos adscritos al Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) aseguran no haber recibido aún ni un solo euro tras haber participado como guías de fines de semana durante las jornadas de puertas abiertas que el Museo del Prado organizó para inaugurar la ampliación de Moneo.

El Museo del Prado abrió al público sus nuevas dependencias el pasado mes de abril, un nuevo edificio diseñado por el arquitecto Rafael Moneo. Hasta el mes de julio, todos aquellos visitantes que lo desearan podían visitar el centro gratuitamente durante los fines de semana para contemplar las nuevas salas.

Para ello, el Ministerio de Cultura contrató a estudiantes de arquitectura y licenciados que ejercieron de guías por las nuevas instalaciones. Estos profesionales –algunos ya colegiados y otros precolegiados- pertenecen a la Fundación COAM, del Colegio de Arquitectos de Madrid, y eran conocidos con el nombre de ‘camisetas rojas’, por su característica vestimenta.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, estos voluntarios aún no han recibido el dinero que se les prometió. El número de afectados asciende a 58 personas y la cuantía total de dinero que el Ministerio adeuda es de unos 50.000 euros. Alguno de los perjudicados debe cobrar hasta 1.500 euros.

Este confidencial se ha puesto en contacto con el Museo del Prado para conocer más detalles sobre lo sucedido. Desde la pinacoteca nacional, un portavoz oficial asegura que se trata de un retraso normal: “las facturas, imprescindibles para iniciar el procedimiento oportuno, no se habían formalizado hasta finales de julio [los servicios dejaron de prestarse el 12 de julio], por lo que la tramitación se inició prácticamente en el mes de agosto y aún no ha podido resolverse”.

Además, se añade, los trámites administrativos suelen requerir la firma de varias personas por lo que, asegura, “la coincidencia del período vacacional ha sido bastante perjudicial en este caso”.

Este portavoz concluye advirtiendo que ya se ha dado la orden de pago y el ingreso en cuenta “se producirá en dos días”. El Museo del Prado lamenta el retraso y pedirá disculpas a estas personas, a quienes agradece enormemente su dedicación y profesionalidad.

·Publicidad·
·Publicidad·