Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Congreso político en Guinea tras el acuerdo estratégico entre PSOE y PP: el nuevo Severo Moto es Avelino Mocache

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El reciente congreso de APGE (Alianza Popular de Guinea Ecuatorial), celebrado en la ciudad continental de Bata, viene a ser el primer fruto visible del acuerdo estratégico entre PSOE y PP para afrontar un futuro sin el dictador Obiang en la ex colonia.

Según informó en primicia El Confidencial Digital meses atrás, tras varios encuentros en la sede de Exteriores con presencia del propio ministro, delegaciones de los partidos y otras partes mediadoras como la católica Comunidad de San Egidio, el PSOE y el PP decidieron apoyar la transición en Guinea Ecuatorial mediante la ayuda a la creación de partidos de masas que puedan ser representativos de la voluntad de los ecuatoguineanos en unas elecciones participativas a la muerte de Teodoro Obiang.   Tal acuerdo no escrito, y elaborado en ausencia de nacionales ecuatoguineanos, significó la primera posición en común entre PSOE y PP en el dossier Guinea Ecuatorial prácticamente desde la transición española a la democracia. Al tiempo, mostraba una actitud gubernamental proactiva de cara a apoyar movimientos de oposición al régimen de Obiang, situado entre los más corruptos del planeta. Como ha informado ECD esta misma semana, esta actitud del Gobierno español es compatible con el afán de “normalizar relaciones” con Obiang; afán visible, por ejemplo, en el viaje previsto por Moratinos a la ex colonia española este mismo mes de octubre.   La articulación de una oposición en Guinea Ecuatorial pasa, según las líneas maestras acordadas por Gobierno y Partido Popular, en crear partidos especulares o hermanos en Guinea Ecuatorial. De este modo, estaría el CPDS, ya consolidado como consorte de los socialistas españoles, y APGE, plataforma relanzada a la que los populares españoles ya están prestando su apoyo.   El plan previsto implica la creación de sindicatos para ambos partidos y su inclusión, ya cumplida, en las distintas internacionales, socialdemócrata o de centro. Asimismo, y en función de los aconteceres de estos próximos meses, se ha estudiado ofrecer programas de formación en la calle Génova a los futuros cuadros de APGE. Con el apoyo a APGE, el Partido Popular se distancia de modo definitivo de su anterior apoyo a Severo Moto y su Partido del Progreso.   Igual que el CPDS tiene como líder a Plácido Micó, APGE ha confirmado, en su reciente congreso, a Avelino Mocache como líder de la renacida plataforma. Según informadores del país africano, el perfil de Mocache, nombre a tener en cuenta a partir de ahora, es el de un ecuatoguineano medio, alejado del rasgo intelectual que predomina en los hombres del CPDS. En APGE, es Celestino Mbá quien ostenta la presidencia de honor, en tanto que Mocache figura como secretario general.   En lo que respecta al congreso de APGE, retrasado varios meses por diversos motivos, cabe decir que se celebró en Bata para lograr mayor implantación del partido en la parte continental del país ecuatorial. En el congreso estaba prevista la asistencia de Alberto Ruiz-Thiery, en su doble calidad de representante de la Internacional Democrática de Centro para África y secretario adjunto de relaciones internacionales del Partido Popular.   En lo que difícilmente puede considerarse una muestra de buen talante, la dictadura de Obiang no concedió el visado al político y empresario español, quien hoy por hoy goza de predicamento positivo en la pluralidad de la oposición ecuatoguineana que hay en España, a excepción del sector liderado por Moto. Esto tiene su razón de ser en que Ruiz-Thiery es partidario de un único partido liberal-conservador para Guinea Ecuatorial y comparte la tesis ampliamente establecida en torno a la poca credibilidad política de Severo Moto. Pese a todo, Ruiz-Thiery no es partidario de expulsar de España al autodenominado presidente del Gobierno de Guinea Ecuatorial en el exilio, en el convencimiento de que sólo estando Moto aquí será posible tener control sobre sus actividad políticas.   El congreso de APGE, en resumen, ha sido un salto cualitativo para los observadores del panorama guineano por haberse fortificado la pluralidad de los partidos frente a Obiang y por haber encontrado el PP a un nuevo Severo Moto al que dar su apoyo desde ahora.