Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Elecciones en la Complutense: Francisco Aldecoa, candidato de izquierdas pero rival de Berzosa, pretende eliminar su sistema de ‘espías’ para profesores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Año electoral en la Universidad Complutense de Madrid. Y año para intentar arrebatarle el rectorado a Carlos Berzosa. A dos meses de los comicios, el decano de Políticas, Francisco Aldecoa, acaba de anunciar su candidatura independiente y de “izquierdas”. Ahora, pretende eliminar el sistema de ‘espías’.

Francisco Aldecoa, decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) se perfila como una de las posibles alternativas a Carlos Berzosa. Un candidato que, en su día, formó parte de la plataforma que llevó al Rectorado a Berzosa.

Ahora, Aldecoa ha decidido impulsar una candidatura independiente y también de izquierdas. Según ha podido saber El Confidencial Digital, el decano de políticas, miembro del sindicato UGT, acaba de aprobar y presentar su programa electoral.

Una de las medidas que, precisamente, pretende introducir Aldecoa es la eliminación del sistema de control de asistencia de profesores a las aulas de la Complutense. Un sistema que implantó Carlos Berzosa y que en los pasillos de la universidad se conoce con el nombre de los ‘espías’. Aldecoa pretende poner fin a este sistema, que considera improductivo y que erosiona la confianza en los docentes.

Asimismo, su objetivo si llega al rectorado es implantar de manera inmediata el Espacio Universitario Europeo en 2008, y no en 2010, como pretende el actual equipo rectoral.

Además, quiere hacer extensibles los numerosos cambios que está efectuando en su Facultad de Políticas a todo el campus complutense: más ordenadores por alumno, más autonomía para cada centro y departamento, mejor distribución del presupuesto y del personal. “Otra UCM es posible”, concluye Aldecoa.