Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Emergencia inmigración en Canarias. El centro de internamiento de Hoya Fría está al 200% de su capacidad y acoge a delincuentes peligrosos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Centro de Internamiento de Extranjeros de Hoya Fría se encuentra al 200 por cien de capacidad e Interior no ha reforzado el número de agentes que lo custodian. La situación se agrava con la presencia de internos considerados peligrosos.

La cifra actual de internos está por debajo de los 500, un umbral que sólo fue superado el pasado septiembre tras la llegada del denominado ‘supercayuco’, con más de doscientos inmigrantes a bordo.

En aquella ocasión, el número de internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Hoya Fría llegó hasta los 516. La subdelegación del Gobierno en Canarias aseguró, tras las protestas de los funcionarios, que el centro se encontraba “al 43 por ciento de su capacidad”.

Las instalaciones fueron construidas en 2003, cuando se estableció que su capacidad máxima era de 238 internos. En 2006, esta cifra se incrementó hasta los 321 gracias a la inclusión de una litera más en cada celda –llegando a un total de ocho inmigrantes por celda-.

Esa diferencia en las cifras se debe a que Interior contempla la posibilidad de que, una vez completas las celdas, se podrían habilitar unas carpas y baños químicos en el patio del centro para albergar a 1.000 ‘sin papeles’ más. Es decir, la capacidad sería de 1.321 plazas, reconocen fuentes policiales.

Las protestas de los funcionarios se basan en el hecho de que al colocar a 1.000 inmigrantes en un patio “no se puede garantizar la seguridad ni de los internos ni del personal del centro”, asegura a El Confidencial Digital fuentes conocedoras del funcionamiento del CIE de Hoya Fría.

En los momentos de máxima saturación se han llegado a producir altercados entre los internos, e incluso agresiones al personal del centro por parte de inmigrantes que se encontraban en el centro tras cometer delitos en la calle, en espera de su repatriación.

En una ocasión, los agentes destinados en Hoya Fría consiguieron desbaratar un plan urdido por varios internos que consistía en secuestrar a los trabajadores del centro con la ayuda de objetos punzantes y escapar así de las instalaciones.

La situación se agrava cuando, en septiembre, los funcionarios del CIE de Hoya Fría reciben una orden de servicio del director del Centro por la que se autoriza a los internos a disponer de un cuchillo de plástico para comer, algo que va contra los protocolos de seguridad del Centro.

“Además –aseguran las mismas fuentes- los inmigrantes que están en las carpas se encuentran a la intemperie”, algo que ha traído problemas de salud para algunos internos. Incluso se han dado casos de supuestos contagios de enfermedades como la tuberculosis o la sarna. Los sindicatos denuncian el caso de tres agentes infectados.

Otro de los puntos sobre el que hacen hincapié los trabajadores de seguridad del centro es el hecho de que actualmente trabajan una media de 5 agentes por turno, cuando existe una orden de servicio indicando que el número de policías debe ser como mínimo de siete. Hoy, aproximadamente, hay un agente por cada cien internos y se han llegado a producir tres fugas del centro en los últimos días.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·