Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Los controles de los ‘GEOS’ de la Policía Municipal de Madrid, con uniforme negro y chaleco antibalas, aún desconciertan en la madrugada de Azca

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿Qué hace la policía municipal de negro, con chalecos antibalas y coches blindados? Las Unidades Centrales de Seguridad del Cuerpo de Policía Municipal de Madrid fueron creadas en 2004 para el control intensivo de los delitos contra la propiedad intelectual e industrial, el tráfico de drogas, robos y agresiones. En fechas recientes se han dejado sentir en las noches de fin de semana, para sorpresa de algunos.

En la madrugada del pasado sábado, quienes se encontraran en Madrid en la zona de copas cercana a Torre Europa, en las inmediaciones de Azca y los Nuevos Ministerios, pudieron seguir en vivo el control policial establecido en dicho lugar por agentes uniformados de negro que, con chalecos antibalas y los coches blindados situados estratégicamente, interceptaban a los vehículos solicitando la documentación a conductor y ocupantes.

El operativo policial no corrió a cargo ni de la Policía Nacional ni de la Guardia Civil. Se trataba de un operativo aleatorio realizado por agentes de las Unidades Centrales de Seguridad (UCEs) de la Policía Municipal de la capital, lo que –según ha sabido El Confidencial Digital- desconcertó bastante a algunos transeúntes.

La idea de crear una unidad de élite dentro de la Policía Municipal de Madrid fue iniciativa del alcalde Alberto Ruiz Gallardón tras su llegada al cargo, en 2003. Pese a ello hubo que esperar hasta la campaña de Navidad de 2004 para que su puesta en marcha fuera una realidad.

Las UCEs de Madrid tienen entre sus cometidos el control intensivo de los delitos contra la propiedad intelectual e industrial, el tráfico de drogas, los robos y agresiones. Este incremento de competencias respecto a las labores de tráfico se ha potenciado tras la creación de las brigadas de Movilidad. Las UCEs vienen a sumar su labor a la realizada por los agentes de cada una de las 21 Unidades Integrales de distrito de la capital.

Según datos facilitados por la Concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, los agentes que forman parte de las citadas UCES son voluntarios aunque pasan un proceso de selección. Tienen entre 35 y 40 años de edad y trabajan en dos grupos: la UCE 1, formada por 141 efectivos, y la UCE 2, con 106 agentes. Estas dos unidades se distribuyen la ciudad en Este y Oeste, situando la medianera en el Paseo de la Castellana.

A diferencia del resto de sus compañeros, visten una uniformidad en negro y asumen gran parte de las tareas de Seguridad Ciudadana que en Madrid realiza la Policía Municipal en coordinación con la Policía Nacional y tras acuerdo con la Delegación del Gobierno. Utilizan el mismo material que el resto, pero siempre que actúan -como en el caso citado más arriba- llevan vehículos patrulla con las puertas blindadas y, como decimos, operan con chalecos antibalas.

Desde la concejalía que dirige Pedro Calvo, un portavoz oficial señala a ECD que las competencias que asumen estos agentes “están perfectamente definidas”. Además, afirma que su función viene a ser de policía de proximidad, muy en contacto con los ciudadanos. También se sostiene que los controles de documentación, como el del pasado sábado, son algo usual.

Por el contrario, opiniones recogidas por este confidencial en fuentes oficiosas del Cuerpo Nacional de Policía en Madrid aseguran que los problemas con el límite de actuación de estas unidades “están a la orden del día”. En el caso de los agentes de Policía Municipal que actúan de paisano y en el caso de estos ‘controles aleatorios’, por ejemplo, se invaden en ocasiones competencias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sostienen. 

En cualquier caso se puede afirmar que las UCES, no realizan un patrullaje convencional, y sí misiones de apoyo a las ya citadas Unidades Integrales de Distrito. Para ello, la capacidad de respuesta y versatilidad operativa de las UCEs está garantizada por un parque móvil de medio centenar de vehículos policiales, entre patrulleros ligeros, motocicletas y furgones.

Vea la imagen de dos agentes de las UCEs patrullando las calles: