Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

El Gobierno niega en una respuesta parlamentaria que se vayan a utilizar grilletes o camisas de fuerza en las repatriaciones en avión o barco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno responde a una pregunta que le hizo el diputado de IU-ICV, Joan Herrera, tras la publicación que la utilización de esos elementos figura en el protocolo del repatriación elaborado por Interior para fijar las medidas que deben adoptar los policías en esos casos. El documento, todavía en fase de borrador, ha sido redactado para prevenir casos como el de Osamuyia Aikpitanhi, el nigeriano que murió en junio cuando era repatriado, maniatado y amordazado, durante un vuelo comercial.

La elaboración de un protocolo, normas de actuación, es una vieja reivindicación de los sindicatos y de las unidades de extranjería y de Expulsiones y Repatriaciones de la Policía Nacional. Según publicó El Confidencial Digital, en 2003 la Dirección General de la Policía conminó a las organizaciones sindicales a que presentaran un borrador para empezar a trabajar (léalo aquí). Ellos se negaron y el asunto quedó, de nuevo, en tierra de nadie.

El tira y afloja acabó un año después. La Dirección envió un protocolo de actuación, que era la copia de un acuerdo aprobado por la Unión Europea sobre Asistencia en casos de tránsito de repatriación o alejamiento por vía aérea y sobre la Organización de vuelos conjuntos de dos o más Estados miembros. El documento fue reenviado de vuelta a la Dirección con alegaciones de todas las organizaciones.

Sin embargo, desde el caso Aikpitanhi , un nigeriano que falleció en junio pasado en un avión de Iberia cuando iba a ser deportado a su país en circunstancias que están siendo investigadas, se ha elaborado ya más de un documento que trata de dar solución a las “diferentes situaciones” que se plantean. Uno de los últimos borradores incluye que si los repatriados se ponen violentos dentro del aparato, "podrán ser inmovilizados por medios que no pongan en peligro su integridad física ni comprometa sus funciones vitales", utilizando una fuerza "proporcional" a la resistencia y respetando "el honor y la dignidad" del extranjero.

Los medios son "cascos de autoprotección que impidan que se autolesionen" y "cinturones y prendas inmovilizadoras autorizadas". El primer utensilio servirá a modo de chichonera, para evitar que el expulsado se dé cabezazos contra el avión (como hizo Aikpitanhi) y el segundo es una especie de camisa de fuerza que mantiene los brazos y las manos pegadas al cuerpo. Esta segunda prenda no está en las dotaciones al uso del Cuerpo Nacional de Policía.

Ahora, el Ministerio del Interior ha contestado al diputado ecosocialista que el Protocolo de actuación en las repatriaciones vía marítima y aérea “contempla la prohibición genérica de utilizar lazos o prendas inmovilizadotas de seguridad, salvo que el responsable de la expulsión considere, motivadamente, a la vista de circunstancias concretas en cada fase de la misma, que su uso resulta imprescindible para garantizar la seguridad de los repatriados y de los escoltas”.

En este sentido, el Ejecutivo añade que “no está prevista su utilización, puesto que las prendas inmovilizadotas, a las que se refiere el documento, consisten en un simple kit de cinturones o arnés, que permite sujetar los miembros superiores y/o inferiores de los repatriados que muestran una resistencia especialmente violenta contra los escoltas o que pretenden autolesionarse”.

Asimismo, en su respuesta el Gobierno informa que la realización de las repatriaciones está sometida al control reglamentaria de los funcionarios, a las disposiciones de su régimen disciplinario y, finalmente, al control de la autoridad judicial. En este sentido, se asegura que “todos los funcionarios intervinientes son plenamente identificables y tienen la obligación específica de informar a sus superiores de cualquier incidencia que se haya producido durante la repatriación”.

·Publicidad·
·Publicidad·