Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Informe. Alerta en las tropas españolas en Haití que velarán por las elecciones: riesgo de ataques de ex militares y grupos incontrolados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los 200 infantes de marina españoles destacados en Haití se preparan para las elecciones presidenciales que vivirá el país el próximo 7 de febrero. El Confidencial Digital ha logrado un detallado informe de la delicada situación actual de nuestros destacamentos.

Los 200 infantes de marina españoles destacados en Haití se preparan para las elecciones presidenciales que vivirá el país el próximo 7 de febrero. El Confidencial Digital ha logrado un detallado informe de la delicada situación actual de nuestros destacamentos. Las tropas españolas en esta plaza del Caribe se encuentran englobadas dentro de las fuerzas de la MINUSTAH, bajo mando de la ONU. Tienen encomendada la misión de velar por el buen concurrir de los próximos comicios. La alerta está activada frente a posibles ataques de bandas de incontrolados. Haití es un país de ocho millones de habitantes que se debate en medio de un vacío de poder. Allí realizan su trabajo los soldados españoles, divididos en dos zonas. El destacamento principal se encuentra en Fort Liberté, una ciudad de unos 60.000 habitantes situada junto a una antigua fortaleza francesa en el Noreste del país. Se trata de una zona relativamente estable. El segundo destacamento tiene menos suerte: está localizado en Ouanaminthe, en la zona fronteriza con la República Dominicana, donde sólo 36 infantes de Marina están incrustados en una población de 40.000 personas, en la que reyertas entre bandas, asesinatos y violaciones están a la orden del día. Según han confirmado a El Confidencial Digital algunos militares destacados en la zona, los ataques contra los cascos azules o los funcionarios de Naciones Unidas son frecuentes. De hecho, el pasado día 12 de enero, la labor de estos soldados saltó a la primera página de los diarios tras la muerte de un manifestante en una protesta sofocada por los militares españoles en colaboración con otras fuerzas de seguridad. La tarea diaria de las tropas se hace muy difícil por el desorden que se vive en el país. Bandas de ex militares, organizaciones de paramilitares y delincuentes comunes campan a sus anchas. Otros datos relevantes de la misión española en Haití: --El contingente de 200 infantes de Marina desplazados en zona de operaciones se halla bajo el mando del Coronel de Infantería de Marina Andrés Gacio Painceira. Todo el personal proviene de la Brigada de Infantería de Marina (BRIMAR) del Tercio de Armada, a excepción de los cuatro Oficiales de Sanidad que provienen de diferentes unidades de Madrid, Valencia y San Fernando. Casi el 60 por ciento de los soldados son andaluces. --En las últimas semanas la actividad de la fuerza de paz española se está centrando en la preparación del proceso electoral del 7 de febrero. Hasta la fecha se han verificado 45 centros de votación, colaborando tanto con la Policía de Naciones Unidas como con las secciones de derechos humanos y asuntos civiles de MINUSTAH (Misión Estabilización de las Naciones Unidas en Haití). Del mismo modo se han verificado todos los mítines políticos importantes celebrados en la zona. --En casi tres meses de misión, se han realizado más de cuatrocientas patrullas en la zona de operaciones, además de 44 patrullas helitransportadas. Los objetivos de las mismas son variados: aprehensiones de armas a mafias locales, liberación de personas secuestradas, captura de criminales y desarticulación de bandas en su zona de operaciones. --A través de los check points y observatorios se ha controlado el tráfico ilegal de personas, armas y niños en la frontera con República Dominicana. En su tarea diaria se enfrentan al pésimo estado de las vías de comunicación en el país. La velocidad máxima que se puede alcanzar en sus carreteras destrozadas es de unos 12 kilómetros por hora, pese a lo cual se han llevado a cabo más de 5.000 horas de patrullaje. --El drama de la población civil en Haití se palpa por doquier: Las personas se hacinan en las calles de las ciudades de un país donde, por falta de agua potable y educación sanitaria, amén de la mala alimentación, hacen mella enfermedades como la malaria, el SIDA, o la hepatitis… Se calcula por ejemplo que una de cada 10 personas tiene el SIDA en Haití. Las tropas españolas, alabadas por su humanidad en todas las misiones de paz en que han trabajado, no se han quedado de brazos cruzados en esta ocasión. En este sentido, la FIMEX IV ha realizado una campaña durante las pasadas Navidades, en la que a través de instituciones locales, particulares y otras unidades de la Armada, se puso en marcha una recogida de material escolar y juguetes para los niños de la zona en que opera el Batallón español. Se ha recibido ayuda desde prácticamente todos los rincones de España, entregándose a unos 2.000 niños del Noreste de Haití. --Desde su llegada a zona de operaciones, a principios del mes de noviembre, la FIMEX IV ha distribuido ayuda humanitaria a más de 4.000 personas residentes en algunos casos, en poblaciones sólo accesibles por helicóptero. Dentro de esta ayuda se han distribuido medicamentos provenientes de donaciones de instituciones españolas y de la OMS, se ha colaborado en la reparación de infraestructuras viarias, arreglado generadores eléctricos en centros médicos y edificios públicos. En definitiva se ha intentado por todos los medios normalizar la situación de seguridad y humanitaria de este país en cumplimiento de la resolución 1542 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. --Pero el afán solidario de nuestras tropas ha llegado a extremos muy significativos. ECD ha sabido que el personal de la FIMEX IV está contribuyendo desinteresadamente en la escolarización de aproximadamente 350 niños, con aportaciones que rondan los 70 dólares por cada menor. La confianza de la población se va ganando en la zona gracias a iniciativas como esta.