Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Informe confidencial. Lo que no publica la prensa de la eufórica visita de Miguel Ángel Moratinos a Guinea Ecuatorial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El viaje oficial de Moratinos y López Aguilar a Guinea Ecuatorial ha deparado euforia para todos: para un Obiang que se ve más apoyado, para una oposición que no se ve olvidada, para muchos ecuatoguineanos que se han de favorecer por la mayor cooperación, para empresas como Repsol que tienen ya las puertas abiertas... El Confidencial Digital estuvo allí y presenta un detallado informe.

Existe, aun así, un cierto riesgo de engaño en cada una de las partes. Para sopesar los pros y los contras del viaje, se analiza aquí punto por punto su contenido, con especial realce de lo apenas glosado en la prensa nacional:   -- La reunión con los opositores Plácido Micó (CPDS) y Avelino Mocache (APGE) fue parte de la agenda secreta, y no de la oficial, del ministro Moratinos. Para el régimen de Obiang, sin embargo, ha resultado muy desagradable el hecho de que Moratinos se viera a solas con Mocache, ya que de esta manera, según relatan a El Confidencial Digital fuentes de toda fiabilidad, se da alas a su liderazgo en la oposición: para Obiang y su ministro Michá, lo correcto hubiera sido que Mocache fuera parte integrante de una recepción conjunta.   -- Tanto Mocache, líder de la renacida alianza centrista APGE junto a Carmelo Mba, como Plácido Micó, mostraron su alegría por el encuentro con el ministro y su ilusión por el apoyo que han de darles los partidos españoles. El análisis más cualificado pone en valor que el régimen de Obiang ha de abrir gradualmente la mano hasta las elecciones de 2008, por lo que tanto APGE como CPDS conseguirán o revalidarán escaños en la cámara ecuatoguineana.   -- Tanto Micó como Mocache son ex presos políticos del régimen de Obiang y, concretamente, del penal de Black Beach, uno de los más siniestros del mundo. Han sufrido vejaciones y torturas físicas así como represalias que suelen concretarse en la pérdida de su puesto de trabajo. Aun así, no consta que en ningún momento se hablara con las autoridades guineanas sobre Black Beach o el sistema penitenciario o los presos políticos, a pesar de que los ministros fueron interpelados por los periodistas sobre este punto.   -- Lo normal, respecto de los presos, sería que Obiang respondiera con un gesto de humanidad a la visita oficial de los dos ministros, como ocurrió en 2005 con la excarcelación de Weja Chicampo. Sin embargo, ni se le ha pedido ni, por tanto, se prevé.   -- La dictadura de Obiang está propagando la especie de que Avelino Mocache guarda aún simpatías hacia Severo Moto, lo cual resulta falso, del mismo modo que el PP de Moto no guarda simpatías a Mocache. Se adivina ahí un intento de denigración de un líder con buenas perspectivas de arraigo en la población local siempre que pueda disponer de algunos medios mínimos para viajar por el país y abrir sucursal en la isla de Bioko. Mocache tiene previsto un viaje a España en noviembre.   -- De cara a las elecciones de 2008, es del todo improbable que Obiang cumpla con la antiquísima reivindicación del gobierno español y la oposición interior de elaborar un censo fiable, básico para la transparencia en el proceso. Desde luego, este no ha sido uno de los principales temas en las reuniones.   -- Los periodistas españoles mostraron tanta insistencia en el dossier Severo Moto que Moratinos tuvo que decir que las relaciones bilaterales no empiezan ni terminan en el polémico opositor. El gobierno español se reafirma de modo inequívoco en su decisión de retirarle la condición de asilado político. Moratinos y López Aguilar tuvieron palabras de enorme crudeza y Moratinos llegó a decir que Moto ha perjudicado gravemente las relaciones. Aun así, no se prevé la extradición por no existir un convenio ad hoc. El Tribunal Supremo se puede pronunciar en cualquier momento, dejando en riesgo la seguridad de Moto, sin lugar a donde ir, ya que las negociaciones con países terceros no han sido exitosas.   -- La invitación a Obiang se llevó absolutamente en secreto, hasta el punto de que el comunicado conjunto era conocido desde días antes pero la invitación ni siquiera era sospechada. En su encuentro con la colonia española, Moratinos simplemente dijo que, ya que estaba Obiang ahí, de algún modo había que llevarse con él. Al día siguiente se anunciaba esta visita que ECD anticipó en exclusiva el lunes, en su sección de Última Hora. -- En todo momento se ha podido ver la profunda sintonía de los ministros españoles con sus homólogos Michá –hombre fuerte en el régimen- y Bokung, amigo personal de López Aguilar y ex estudiante en Madrid. Por lo general, las perspectivas de la administración española con el nuevo gobierno guineano, encabezado por Ricardo Mangue, tecnócrata e hispanófilo, son dulcísimas, cuestión severamente criticada por diversas asociaciones y partidos que consideran que por parte española hay un exceso de voluntarismo e ilusión.   -- Michá mantuvo en todo momento una actitud de exigencia y Moratinos una actitud de cesión. En el asunto de Severo Moto, por ejemplo, hubo una cierta tensión ya que Michá subrayó que Moto, con quien tiene una deuda pendiente, es con la justicia de Guinea Ecuatorial.   -- Guinea Ecuatorial tiene hoy por hoy, a causa del petróleo, una de las rentas per cápita más altas de África. Los periodistas pudieron apreciar la incidencia del flujo de dinero: nuevas oficinas para la administración Obiang, nueva casa de Obiang, nuevo pabellón de autoridades en el aeropuerto de Malabo, nuevo avión del dictador, etc. Aun así, el sistema educativo y ante todo el sanitario siguen en la mayor precariedad, de modo que, ante un ataque de apendicitis, lo mejor es tomar un vuelo a Camerún. La sensación es que todo se espera de la cooperación española, tanto por parte de la población que pide no ser olvidada, como de un régimen que figura entre los más corruptos del mundo.   -- En el aspecto económico, cabe destacar la próxima celebración en Madrid de un seminario para inversionistas en Guinea Ecuatorial.   -- Los encargados ministeriales de la cooperación española tuvieron palabras durísimas contra las petroleras que operan en Guinea y alimentan las arcas personales de Obiang, dictador también apoyado por un gobierno español que no se ha planteado un escenario post-Obiang. Más allá de lo anecdótico, las palabras de los responsables de la cooperación dejaban ver un arraigado antiamericanismo.   -- Como curiosidad, el ministro Michá pidió a Moratinos ayuda para combatir la ola de inmigración que llega a Guinea Ecuatorial de países limítrofes.   -- Moratinos confirmó la noticia, adelantada en ECD, de la posible reunión cuatripartita entre Zapatero, Chirac, Obiang y Bongo para tratar del asunto del islote de Mbañé y otros islotes adyacentes, de subsuelo rico en petróleo y ocupados por Gabón.   -- En cuanto a Repsol YPF, por más que Obiang quiere reforzar la presencia china en el sector, no cabe descartar que sea la empresa protagonista del “proyecto de envergadura” que sirva de “escaparate” para la oleada de inversión española que presuntamente se avecina.   -- También a efectos de curiosidad, Moratinos invitó a Obiang a integrarse en la Comunidad Iberoamericana de Naciones días después de que Obiang se mostrara partidario de ingresar en la Commonwealth porque ya participa en la Francofonía y es observador de la Lusofonía. Se adivina una anticipación excesiva a la hora de publicitar la invitación ya que no sería de extrañar que Obiang diera alguna sorpresa.   -- En términos políticos, cabe resumir la posición española hoy por hoy sobre Guinea en los términos que expresó ECD y ha hecho suyos Moratinos: “normalización de relaciones” con Obiang. De ahí tanta insistencia en palabras como “relanzar” y “retomar”, y la no-mención de los derechos humanos, que de algún modo se dan por supuestos pese a que tanto los índices internacionales y la realidad del país demuestran que no es así. Se redoblarán los esfuerzos de cooperación y, tanto en este ámbito como en el ámbito inversor, se deja entrever una cierta libertad de movimiento respecto de la Unión Europea. Casi de modo súbito, el gobierno español considera a Guinea Ecuatorial como expansión lógica de la inversión española, pero los comentaristas más cualificados tienen previstas dificultades en un Obiang que no querría españoles en su país. Sin un escenario post-Obiang y con apoyo a dos partidos de la oposición, la posición española tiene rasgos de juego a dos bandas. Es una actividad muy lejana de la primera andadura de este gobierno socialista que pidió congelar las relaciones.

·Publicidad·
·Publicidad·