Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La ministra del Interior francesa, Michelle Alliot-Marie ultima un plan para luchar contra la actividad terrorista islámica que utiliza Internet

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ministra de Interior francesa está preocupada por la utilización de Internet por redes terroristas, sobre todo islámicas, que se sirven de ese vehículo para enviarse información y transmitir instrucciones. Y quiere ponerle coto. Según ella, el islamismo es la primera amenaza terrorista para Francia.

La mayoría de páginas web que incitan al terrorismo islamista son detectadas y rápidamente clausuradas por las autoridades judiciales. Sin embargo, el grupo terrorista de Osama Bin Laden utiliza distintas redes sociales dentro de Internet –del estilo de la conocida MySpace- que hacen aún más difícil la labor de los servicios de lucha antiterrorista. 

Además de su labor de reclutamiento, se ha detectado que Al Qaeda ofrece adiestramiento militar a través de la Red a sus militantes. En 2007, por ejemplo, se descubrió un foro en el que se discutía cuál era la mejor manera de derribar un helicóptero Apache norteamericano.

Michelle Alliot-Marie ha explicado en el diario francés Le Figaro que fanáticos islamistas aislados y frágiles pueden ser manipulados, a través de la Red, por grupos terroristas que les conviertan en kamikazes en potencia. Así ha ocurrido ya en algunos casos investigados por los servicios policiales franceses.

La ministra gala ha señalado a los servicios antiterroristas como prioridad la lucha contra el uso de Internet como vehículo de actividades terroristas, un objetivo que necesita medios materiales suplementarios, personal especializado en ciberterrorismo e instrumentos legales adecuados.

Alliot-Marie ha anunciado que viajará próximamente a Estados Unidos para abordar el problema de la domicialización de numerosas webs extremistas al otro lado del Atlántico. Algunas de estas páginas digitales contienen instrucciones sobre cómo fabricar explosivos y armas químicas.