Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Los expertos en Internet advierten: el Reino Unido cuenta con el sistema de espionaje de internautas más sofisticado del mundo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 11 de septiembre de 2001 marcó un antes y un después en la interceptación de comunicaciones a través de Internet. El creador de una comunidad de internautas que comparten conexión inalámbrica a Internet con otros usuarios no ha llevado todavía su negocio al Reino Unido por temor al espionaje de este tipo de mensajes.

El creador de Ya.com o Jazztel Telecomunicaciones, el empresario argentino Martin Varsavsky, encabeza actualmente una iniciativa que permite a sus clientes compartir conexión inalámbrica a Internet (Wi-fi) con otros usuarios que se han sumado a su comunidad FON.

En un artículo para Safe Democracy, Varsavsky asegura que la expansión de su negocio en el Reino Unido está condicionada por temor a que los internautas que empleen su red sean espiados. Afirma que Reino Unido tiene el sistema de espionaje de internautas más sofisticado del mundo.

A Varsavsky le preocupa que los medios tecnológicos con los que cuenta el gobierno inglés permitan interceptar mensajes a través de Internet con facilidad, así como que la legislación obligue a los proveedores de la red a que permitan espiar en cualquier momento lo que está haciendo el internauta. El motivo de este ‘cerrojazo’ del Reino Unido se debe a la preocupación del gobierno por el terrorismo en el interior de sus fronteras.

Sin embargo, Varsavsky de momento no está dispuesto a que cualquiera de sus servidores pueda ser interceptado por las fuerzas de seguridad siquiera con este propósito antiterrorista.

Efectivamente, a raíz de los atentados en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, la comunidad internacional adoptó una serie de decisiones para garantizar la seguridad nacional en las que se incluyen condiciones para espiar en Internet. Los terroristas que se inmolaron aquél día eran usuarios habituales de Internet y la interceptación de su correspondencia digital hubiera evitado los atentados.

En mayo de 2002, el Parlamento Europeo promulgó una directiva por la que todos los países de la UE debían tomar “medidas legislativas para la retención de datos en comunicaciones electrónicas por un periodo limitado”.

Si en el caso español se permite que los datos de los usuarios de Internet se guarden durante un periodo máximo de 12 meses, la Ley Antiterrorista del Reino Unido establece que “los datos que en otro caso estarían obligados a borrar los proveedores de acceso cuando ya no se necesitaran para la facturación podrán ser almacenados si resultan necesarios para la salvaguarda de la seguridad nacional o para prevenir, detectar o perseguir crímenes relacionados con la seguridad nacional”.

Como decimos, al menos en España no ocurriría una cosa así a menos que los jueces autorizaran la interceptación de las comunicaciones por Internet. Eso sí, hay que tener en cuenta que en las conexiones a Internet en España se graban el número de teléfono, la conexión IP y el tiempo de conexión de cada usuario durante un periodo máximo de 12 meses según la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico.