Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

En Italia achacan el aluvión de inmigrantes que sufren a la circunstancia de que Zapatero “ha cerrado sus fronteras”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Al igual que en España, estas semanas se ha producido un alivión de llegadas de inmigrantes a Italia. Pero algunos lo achacan a la circunstancia de que España –eso piensan allí- está controlando sus fronteras.

Dada la temporada del año, verano, el buen estado de la mar es uno de los factores que explican el aumento de la presión migratoria sobre las playas italianas. Pero hay alguna otra justificación, según lo entienden allí. El ministerio del Interior ha comentado que los desembarcos crecen porque Zapatero “ha cerrado sus fronteras”.   A la isla de Lampedusa, cercana a las costas de África, han arribado ya 13.000 inmigrantes en sólo seis meses de 2006, frente a los 22.000 del año pasado. El Gobierno italiano lanza el mensaje de que teme que, con las medidas tomadas por España -el cierre de Ceuta y Melilla y la intervención militar en las Canarias-, los inmigrantes desembarquen en una Italia menos alertada que el país vecino.    Los periódicos italianos se han hecho eco de la iniciativa de Zapatero de pedir ayuda a la Unión Europea para frenar la avalancha inmigrante, puesto que un cierre efectivo de las costas españolas situaría a Italia como destino principal.   Por el momento, quienes desean alcanzar Europa a través de Italia se están concentrando en las playas libias, llegados, no sólo desde Etiopía y Somalia sino, también desde la costa occidental. Según Cáritas, 500.000 inmigrantes africanos viven de manera clandestina en Italia. En los próximos 10 años se espera la llegada de 5,5 millones de extranjeros.   El ministro del Interior, Giuliano Amato, ha solicitado en numerosas ocasiones un interés mayor del resto de países europeos ante el aumento del flujo migratorio. Y espera que en septiembre la Agencia Europea para las Fronteras (Frontex) establezca un mayor control sobre las costas de Lampedusa.