Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

El Ministerio de Cultura gestiona dos estructuras paralelas para la digitalización de archivos bibliográficos, con partidas económicas duplicadas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio de Cultura dispone de dos estructuras independientes que realizan trabajos de digitalización de archivos: la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, destinada a bibliotecas públicas, y otra, totalmente autónoma, que depende de la Biblioteca Nacional.

La Subdirección General del Ministerio de Cultura gestiona la digitalización de los archivos de los centros dependientes del departamento que dirige Cesar Antonio Molina. Sin embargo, su labor de coordinación no incluye a la Biblioteca Nacional (BNE), que está actuando de hecho como organismo autónomo, un régimen similar al del Museo Reina Sofía.

Esta duplicidad de trabajos afecta a los gastos del Estado en digitalización. Por ejemplo, desde septiembre de 2007, el Boletín Oficial del Estado (BOE) contempla la adjudicación de casi un millón y medio de euros a la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria para financiar distintos proyectos de digitalización. Se contempla la creación de fondos bibliográficos para la Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico y la Biblioteca de Prensa Histórica.

Estas partidas presupuestarias estaban destinadas a los siguientes proyectos:

-- Concurso de Digitalización de revistas 2008: 519.000 euros.

-- Plan de Elaboración de registros Bibliográficos: 365.000 euros

-- Fondos originales y diapositivas: 125.000 euros.

-- Concurso de Digitalización de Revistas 2007: 715.000 euros.

Paralelamente, desde mediados de 2007, la Biblioteca Nacional ha gastado de los presupuestos del Ministerio de Cultura un total de 1.724.000 euros para su programa de creación de recursos digitales, entre ellos la Biblioteca Digital Hispánica (que puede solaparse con la Biblioteca Virtual de la Subdirección General del Ministerio) y la Hemeroteca Digital (que parece un calco de la Biblioteca de Prensa Histórica diseñada por Cultura).

El presupuesto destinado por la Biblioteca Nacional para este fin recaló en las siguientes partidas:

-- Creación de recursos digitales 2008: 650.000 euros.

-- Creación de recursos digitales de Bibliotecas Públicas 2007: 688.450 euros.

Según un portavoz oficial de la Biblioteca Nacional, próximamente se va a poner en marcha una “supercomisión” que integre a los responsables de ambas estructuras dedicadas a la digitalización de los recursos bibliográficos del país.

Sin embargo, esa colaboración estaría limitada a compartir experiencias y a resolver problemas comunes, así como para evitar que ambas digitalicen las mismas obras. En ningún caso –añaden- se contempla la posibilidad de integrar ambos estructuras, compartir así equipos técnicos y humanos, y ahorrar costes.

Esta “supercomisión” arroja otra duda sobre el papel que tendría entonces la ya existente Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, a quien ahora le corresponde la tarea de coordinar la gestión de los equipos de digitalización de todas las bibliotecas.

ECD se ha puesto en contacto también con el Ministerio de Cultura para intentar recabar información sobre estos dos organismos. Al momento de cerrar esta edición, aún no se había recibido respuesta.