Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

El Ministerio del Interior ultima un borrador para crear un Centro Nacional de Vigilancia de Fronteras Marítimas contra la inmigración, el contrabando y el narcotráfico

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rubalcaba quiere dar vida a un centro para reforzar la vigilancia contra la inmigración, la pesca ilegal, el control de vertidos, el contrabando y el narcotráfico. Tendrá su sede en Madrid y nace con la vocación de “impermeabilizar” las fronteras marítimas.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, al proyecto le queda poco. De hecho, el borrador está casi acabado y podría aprobarse mediante una orden ministerial antes de finales de año.

De acuerdo con el texto ya cerrado, el Centro Nacional de Vigilancia de Fronteras tendría su sede en Madrid y dependería de la Dirección Adjunta de la Guardia Civil. Se ha concebido como un centro de mando y control para que el Instituto Armado mejore su labor de vigilancia de fronteras en su lucha contra la inmigración irregular, infracciones administrativas como la pesca ilegal, el control de vertidos, anomalías laborales…hasta el contrabando y narcotráfico.

El plan incluye, además, la creación de cuatro centros regionales en Las Palmas (Atlántico sur), La Coruña (Atlántico norte – Cantábrico), Valencia (Mediterráneo) y Algeciras (Estrecho). El nuevo centro seguirá el modelo establecido por el Centro de Coordinación Regional de Canarias (CCRC), creado en octubre del año pasado para hacer frente a la avalancha migratoria sufrida en las islas en el verano de 2006 y que está bajo el mando del general de la Guardia Civil, Cándido Cardiel, que al ser ascendido a teniente general fue relevado por el general Francisco Gabella.

Con la creación de estas cuatros delegaciones, los actuales servicios marítimos provinciales pasarán a depender de ellos. La creación del centro irá acompañada de un aumento de los medios para el control de la inmigración que llega de África.

Hace poco, la Guardia Civil adquirió el Britannia, un barco que hasta ahora estaba en alquiler y que patrulla en aguas mauritanas. El próximo buque, diseñado a la medida, será encargado la próxima primavera. Tendrá 72 metros de eslora y su coste superará los 17 millones de euros. Además, está prevista la adquisición de un avión, también el primero que estrenará el Cuerpo, y para el que habrá que formar y habilitar personal propio.

·Publicidad·
·Publicidad·