Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Seria inquietud en La Moncloa por la demora del encuentro de Rodríguez Zapatero con el Presidente Norteamericano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Zapatero se estrenó en el ágora internacional la semana pasada, con un discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas. La prensa internacional –desde Time hasta Le Monde o Der Spiegel- ya le han dedicado jugosos reportajes, aunque no todos tan encomiásticos como se esperaba. La preocupación en Moncloa es cuándo irá ZP a EEUU de visita al presidente.

Zapatero se estrenó en el ágora internacional la semana pasada, con un discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas. La prensa internacional –desde Time hasta Le Monde o Der Spiegel- ya le han dedicado jugosos reportajes, aunque no todos tan encomiásticos como se esperaba. La preocupación en Moncloa es cuándo irá ZP a EEUU de visita al presidente.

 

Esta es una cuestión bien presente desde la misma llegada al cargo de Zapatero. Tras las piruetas para fotografiar el saludo de Bush y el mandatario español en Estambul, el objetivo de la imagen de los dos presidentes juntos estaba, aunque muy parcialmente, conseguido.

 

Con todo, las relaciones bilaterales no pasan por un momento dulce, como ya está constatando el nuevo embajador en Washington, el ex ministro Carlos Westendorp. En un primer momento, el encuentro bilateral Bush-Zapatero se desechó tanto por motivos de política interna española como de agenda estadounidense.

 

A medida que se acercan las elecciones norteamericanas, la visita oficial se ha complicado mucho; hasta el punto de que el cargado programa de actividades de Bush no permite el encuentro, y tampoco hay voluntad por parte norteamericana de que este tenga lugar con inmediatez.

 

El problema, afirman en Moncloa, es que el presidente de un país como España no puede permanecer demasiado tiempo sin rendir visita a Washington tras haberse hecho con el poder.

 

Por otra parte, las esperanzas de que Kerry reciba con prontitud a Zapatero son muy exiguas: en primer lugar, porque España no es prioritaria en la estrategia de Washington y, en segundo lugar, porque pasarían todavía muchos meses antes de que Kerry asumiera efectivamente la presidencia de Estados Unidos. Todo, naturalmente, en el caso de que el candidato demócrata dé la vuelta a las últimas encuestas y se haga con el poder.

 

Esto es lo que se comenta en Moncloa, donde los fontaneros de internacional no han conseguido que Bush y Zapatero coincidan en privado durante la reunión de la Asamblea General de la ONU. Y la mejora de las relaciones bilaterales, por parte española, pasa por conseguir la foto del apretón de manos entre los dos líderes.

·Publicidad·
·Publicidad·