Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La apretada agenda de Moratinos en Guinea, que viajará acompañado del ministro de Justicia y Antonio Brufau: Obiang, política, petróleo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay muchas sorpresas en el próximo viaje de Moratinos a Guinea: el silencio de la prensa, la asistencia o no de Brufau, los empresarios que acuden, la inclusión de López Aguilar, el petróleo, la perplejidad de la oposición a Obiang… ECD aporta aquí datos y análisis de un viaje con mucha incertidumbre.

Según anticipó días atrás El Confidencial Digital, el ministro Moratinos viajará a Guinea Ecuatorial el domingo 22 y el lunes 23 de este mes de octubre. A última hora se ha decidido la incorporación del ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar. La prensa generalista aún no se ha hecho eco de los pormenores del viaje, pese a su extenso conocimiento, y para pasmo de los opositores al régimen de Obiang.   Conforme la opinión de los analistas más cualificados, el propósito del viaje es culminar el proceso de “normalización de relaciones” con la dictadura, proceso empezado desde la llegada al poder del gobierno socialista ante la percepción de que había que rehacer las relaciones bilaterales.   En cierta medida, es un cambio de rumbo, puesto que durante un tiempo se insistió en “desguineizar” la política africana de España, del mismo modo que se planteó el cierre de embajadas en otros países del África Occidental que ahora reciben visitas ministeriales a raíz de los cayucos. La “normalización de relaciones” con un régimen con memorial penoso en materia de Derechos Humanos, y sin mejoras perceptibles en el asunto, es objeto de crítica por buena parte de la oposición a Obiang.   En la agenda del ministro Moratinos está reunirse con Obiang y también con su ministro de Exteriores, Pastor Michá, quien en fechas recientes visitó Madrid. Asimismo, el ministro mantendrá encuentros con los partidos opositores a la dictadura, tanto con el socialdemócrata CPDS, espejo del PSOE en Guinea Ecuatorial, como con la renovada plataforma centrista APGE, espejo del Partido Popular español. Es posible que haya encuentros también con los líderes de UP.   La incorporación de Juan Fernando López Aguilar, no prevista en un principio, tiene que ver con el relanzamiento de planes de cooperación destinados a modernizar la administración de Justicia ecuatoguineana. La perplejidad de los analistas en este punto se fundamenta en que tanto españoles como franceses han elaborado ya decenas de planes de cooperación sobre esta materia, sin consecución de frutos visibles.   Lo que algunos apuntan como “sobrerrepresentación” en esta escenificación de la concordia bilateral podría agravarse con la inclusión, como acompañante de los ministros, del presidente de Repsol YPF, Antoni Brufau. Al margen de la “sobrerrepresentación” ya aludida, las razones de su incorporación al viaje o de su sustitución por otro alto ejecutivo de la compañía, no dejan de plantear conjeturas.   Repsol YPF tiene actualmente sólo una parcela petrolífera –en estudio en estos momentos-, y la otra que tuvo pasó a manos de una empresa sudafricana por decisión administrativa de Obiang. Lo poco relevante de la presencia no explicaría un viaje donde hay quien ve “algo más”. En enero se reparten las adjudicaciones de las nuevas parcelas petrolíferas y Obiang ha apuntado muy recientemente que es partidario de una mayor presencia china, de modo que la participación mayoritaria en el crudo guineano sería china y norteamericana. Todo indica que –lo crea o no el Gobierno de España- Obiang no quiere españoles en su feudo. Este dato y la condición poco discreta del presumible viaje de Brufau es lo que lleva algunos a pensar que haya “algo más”.   A estas alturas, ya se ultima el comunicado conjunto hispano-guineano y en Exteriores abunda el secreto en torno a la presencia de empresarios, algunos de ellos destacados, que han de estar presentes en el viaje. Según informaciones recogidas por ECD, habría importantes hombres de empresa de, al menos, dos sectores: el pesquero y el de la construcción.   Otro de los temas que podrían plantearse en el viaje es la petición de ayuda, por parte de Obiang, en el contencioso bilateral en que están enzarzados Guinea Ecuatorial y Gabón a propósito del islote de Mbañé, de subsuelo presuntamente abundante en petróleo. Aquí se jugaría a cuatro bandas por prestar España su apoyo a Guinea y Francia a Gabón. Llegó a plantearse una reunión cuatripartita en Ginebra, con los presidentes de Estado o de Gobierno de los países mencionados, pero el contencioso está ahora mismo en punto muerto. España, entre otras bazas, tiene los documentos que atestiguan la pertenencia de Mbañé a la integridad territorial de la antigua colonia.   Por último, falta apuntar que el viaje tendrá lugar a bordo de uno de los nuevos aviones reservados por lo general a la Casa Real y a Presidencia del Gobierno, dada la concurrida comitiva de periodistas que ha de acompañar a los ministros.