Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Nervios en la UE por la deficiente política de comunicación de los gobiernos nacionales “sobre lo comunitario”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los europeos no están interesados en un voto que no les da "opciones reales", como poder elegir al presidente de la Comisión, y no conceden la importancia debida a las decisiones que se toman a escala comunitaria.

Los europeos no están interesados en un voto que no les da "opciones reales", como poder elegir al presidente de la Comisión, y no conceden la importancia debida a las decisiones que se toman a escala comunitaria.

 

Tres expertos, Sebastian Kurpas, Christoph Meyer y Kyriakos Gialoglou, acaban de emitir un informe sobre los problemas derivados de la deficiente política informativa de la UE. Hablan de déficit democrático y de comunicación en la institución.

 

En un artículo publicado por el Centro de Estudios Políticos Europeos (CEPS), insisten en la urgente necesidad de mejorar la política de comunicación hacia los ciudadanos, haciendo uso de las ventajas de las que disponen las instituciones comunitarias, nacionales y regionales, los medios de comunicación y el mundo académico.

 

Según el informe, los ciudadanos carecen del conocimiento adecuado para formarse una opinión sobre las ventajas que ofrece la UE para mejorar sus aspiraciones y su vida en general. Los defensores de la UE no han sabido transmitir el mensaje de que la integración europea es beneficiosa para los ciudadanos.

 

En este sentido, alertan de que los gobiernos tendrán ahora muchas dificultades en convencer a sus ciudadanos de ratificar el nuevo Tratado. Si la Constitución Europea es rechazada en varios Estados, deberá ser renegociada o pospuesta hasta que se repitan los referendos, lo que agravará los déficits democrático y de comunicación.

 

En opinión de los tres estudiosos, parece llegada la hora de que las instituciones europeas y nacionales se tomen en serio el déficit de comunicación y actúen. Otros importantes actores que pueden contribuir a superar este problema son las instituciones académicas, los medios de comunicación y las autoridades nacionales y regionales.

 

Recomiendan a la Comisión Europea que promueva campañas de información y comunicación dirigidas hacia un amplio público y no hacia "los de siempre". Estas campañas, que deberían desarrollarse en estrecha colaboración con los gobiernos de los Estados miembros, tendrían que centrarse sobre todo en explicar el Tratado constitucional y la estrategia de Lisboa.

·Publicidad·
·Publicidad·