Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Nueva redada en clínicas abortistas: siete detenidos en Barcelona por su relación con la práctica de supuestos abortos ilegales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Guardia Civil ha detenido esta mañana a siete personas, la mayoría profesionales de la medicina, por su relación con la práctica de supuestos abortos ilegales en clínicas de Barcelona que regentaba el facultativo Carlos Morín.

La detención de estas siete personas se ha producido como consecuencia de la investigación abierta por el juzgado de Instrucción número 33 de Barcelona, que mantiene desde el pasado 30 de noviembre en prisión a tres de los seis detenidos inicialmente, informa la agencia Efe.

Según fuentes de la investigación, entre los detenidos en esta segunda fase de la investigación figura algún psicólogo que habría presuntamente falsificado los informes preceptivos para justificar la interrupción del embarazo por riesgo para la salud mental de la madre.

La titular del juzgado de instrucción número 33 de Barcelona decretó el pasado día 30 de noviembre la prisión sin fianza para tres de los seis detenidos por practicar presuntamente abortos ilegales en tres clínicas de Barcelona, entre ellos el máximo responsable de los centros, Carlos Morín, y su esposa.

Esta trama dedicada supuestamente a la práctica de abortos ilegales, especialmente de mujeres en avanzado estado de gestación, fue descubierta a raíz de un reportaje de la televisión danesa y fue investigada en España tras una querella presentada por la asociación católica e-Cristians.

La juez que instruye el caso decretó prisión incondicional para Morín y su esposa, María Luisa D.S., así como para María Virtudes S.V., trabajadora de una de las clínicas del grupo y estrecha colaboradora del principal imputado.

En cambio, los otros tres acusados detenidos en la primera fase de la operación, los médicos Dimas A.C., Pedro Juan L.A. y Marcial R., eludieron la cárcel tras depositar una fianza de entre 2.000 y 4.000 euros.