Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La primera protesta pro-Tíbet fue ante la ONU, coincidió con una vista de George Bush y fue silenciada por los medios: vea imágenes exclusivas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La primera manifestación en contra de la ocupación china en el Tíbet y a favor de la independencia del territorio gobernado políticamente y religiosamente por el Dalai Lama que se celebró en las inmediaciones de Naciones Unidas coincidió con la visita de George Bush a la sede del organismo internacional en Nueva York.

El pasado 14 de marzo, más de cincuenta manifestantes se concentraron a la puerta del edificio del Secretario General de La ONU para pedir la libertad del Tíbet y el cese de la ocupación militar china en la región. Gritando consignas como “ONU, ¡despierta!” o “Basta ya de impunidad para China”, los organizadores de la protesta violaron de forma consciente la prohibición de celebrar cualquier tipo de manifestación o protesta ante las Naciones Unidas.

Con este gesto, los tibetanos pretendían llamar la atención no sólo de Bush y su Ejecutivo, sino el de todos los políticos, diplomáticos y periodistas que a diario acuden a trabajar a la sede neoyorkina. En una clara muestra de desobediencia civil orientada a despertar la conciencia mediática, política y social, tres manifestantes esgrimieron pancartas y banderas tibetanas al grito de “China asesina” y “Dónde está la ONU” hasta que las fuerzas de seguridad del organismo internacional y varios efectivos de la Policía Local redujeron a los más exaltados. La protesta continuó de forma pacífica durante más de una hora.

Cuando el presidente estadounidense abandonó el edificio –en medio de un espectacular despliegue de seguridad y acompañado de un convoy de cerca de una treintena de vehículos oficiales y policiales– los simpatizantes del país de “las nieves eternas” ya se habían dispersado.

Cabe recordar que China es miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y que, hasta el momento, ni Naciones Unidas, ni la Unión Europea, ni el Gobierno de Estados Unidos o ningún otro Gobierno se ha posicionado oficialmente en este asunto.

Por cierto que la protesta fue absolutamente silenciada por la prensa, incluida la norteamericana. Tan sólo la cadena de televisión CNN emitió, a través de su canal internacional, una breve pieza sobre el suceso.

Vea algunas imágenes de la manifestación en Nueva York: