Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Osmar E. de N., brasileño de 22 años, es el asesino del taxista madrileño. El Confidencial Digital ofrece la ficha policial y su fotografía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se llama Osmar E. de N. Es brasileño, tiene 22 años y carece de antecedentes policiales. Es, según la policía, el asesino del taxista madrileño Daniel Aníbal A. G., hecho ocurrido el pasado fin de semana y que ha provocado movilización y paros de los profesionales. Daniel es el noveno taxista asesinado en las calles de Madrid en los últimos 20 años. ECD da a conocer el nombre, la ficha policial y la fotografía de Osmar.

Este fin de semana, Madrid se tiñó de negro. Un individuo segó la vida de Daniel Aníbal A. G., de 45 años y nacionalidad argentina, apuñalado en su propio taxi en la calle Gomeznarro, sobre las 23.15 horas del viernes. Acababa de incorporarse a la noche madrileña porque pensaba que aquel turno era más tranquilo. Ahora, el grupo sexto de homicidios de la Brigada Provincial de Seguridad de Madrid, en una operación rápida y eficaz, ha puesto nombres y apellidos al presunto autor de la muerte. Ya sólo queda encontrarlo.

De piel oscura, Osmar nació en 1985, en Rio de Janeiro, Brasil, y tiene el cabello y los ojos negros. Poco después de la medianoche del viernes subió al taxi de Daniel -probablemente con la intención de robarle- y pidió al conductor que le llevara a una calle situada en el distrito de Hortaleza. Daniel no sabía que aquella carrera, que conducía muy cerca de su casa, iba a ser la última. Cuando llegaron, y en circunstancias aún por determinar, el viajero le asestó dos puñaladas que le quitaron la vida, una en el cuello y otra en la cara.

Para Osmar, aquella vida sólo valía 40 euros, la recaudación del día. Con frialdad, descendió después del vehículo y se dirigió a la estación de metro más cercana, la de Esperanza. Lo hacía tranquilo, en una actitud desafiante. Incluso, en un momento parece que mira directamente a las cámaras de seguridad del metro que captaron su imagen, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital en exclusiva y que han encauzado la investigación a buen éxito después de que un testigo observara al brasileño entrar en la estación manchado de sangre y portando en sus manos una especie de bolsa o prenda blanca en la que podía ocultar el arma del crimen o intentaba tapar la sangre que le había manchado 

El grupo VI de Homicidios de la Jefatura Superior de Madrid, encargado de la investigación, ha dictado orden de búsqueda y captura. Osmar no tiene antecedentes y en su ficha policial, a la que ha tenido acceso ECD, sólo se ha encontrado una reseña por estancia ilegal en 2004. Aún están pendientes los resultados de las pruebas científicas realizadas en el vehículo y en la que se esperan encontrar huellas del homicida.

Según la investigación policial, el taxista luchó hasta el último momento por su vida. Tras ser apuñalado, condujo a toda velocidad en busca de ayuda. La casualidad hizo que descubriera una unidad de atención domiciliaria del SUMMA, que prestaba un servicio a la altura del número 90 de la calle Gomeznarro. Allí paró el coche gritando "me han apuñalado". Sus fuerzas no dieron para más y se desplomó en el suelo.

Los facultativos intentaron reanimarlo pero, tras 40 minutos de esfuerzo, sólo pudieron certificar el fallecimiento. Daniel trabajaba desde hacía cinco años como asalariado del propietario del taxi, un Peugeot 406 con matrícula 1210 CRH y número de licencia 01091. Estaba casado y tenía dos hijas. Una mala jugada del destino hizo que una de ellas pasara por la escena del crimen aquella noche y presenciara el final de su padre.