Jueves 21/08/2014. Actualizado 13:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

Vivir

Qué hacer en caso de catástrofe. Plan de emergencia de Madrid: lista de alimentos de supervivencia, pastillas potabilizadoras, rutas de escape

Nueva York hace frente estos días a una situación de emergencia por el huracán 'Sandy', que amenaza con colapsar la ciudad. Pero ¿qué hacer si algo semejante ocurriera en España? El Ayuntamiento de Madrid dispone de una web en la que se ofrecen todas las claves para enfrentarse a una catástrofe.

Inundaciones, tormentas, apagones o cortes eléctricos,explosiones de gas, derrumbes, incendios, olas de calor, olas de frío, quedar atrapado en un túnel… son sólo algunas de las emergencias que pueden amenazar a una ciudad como Madrid. Su ayuntamiento recoge en una página web –preparatemadrid.es- una serie de consejos para estar listo de cara a uno de estos sucesos imprevisibles.

“El objetivo no es crear alarma, sino ser consciente de lo que puede pasar y tener el conocimiento y las herramientas necesarias para enfrentarse a una emergencia. Si estamos preparados será más fácil evitar el pánico y actuar de forma segura en caso necesario” aseguran desde el Ayuntamiento de Madrid.

Una mochila para 72 horas

Los servicios de emergencia recomiendan, por ejemplo, tener lista y a mano en todo momento una mochila con todo lo necesario para pasar 72 horas fuera de casa, en caso de que sea necesario salir de ella a toda prisa.

El contenido que debe tener esta mochila es el siguiente:

--Documentación personal.

--Botella de agua de 1,5 litros.

--Linterna con pilas de repuesto unidas con cinta adhesiva.

--Una pequeña radio con pilas de repuesto adheridas.

--Lista de teléfonos y direcciones de contactos, amigos y familiares.

--Ropa básica: muda completa, calzado cómodo e impermeable ligero.

--Botiquín.

--Juego de llaves de la vivienda y del coche.

--Una tarjeta de crédito y una cantidad de dinero en efectivo.

--Un teléfono móvil con tarjeta de prepago y un cargador manual.

--Un mapa de la ciudad y de la región.

Convertir su hogar en un módulo de emergencia

Según la guía de emergencias del Ayuntamiento madrileño, abandonar el hogar debe ser siempre la última opción de todas. En caso de catástrofe, lo más recomendado es quedarse en el hogar.

Una de estas situaciones “puede impedir la accesibilidad a productos esenciales y/o suministros generales”. Por ello, “debe mantener en su hogar un acopio de provisiones que le permita subsistir al menos durante tres días. Estos artículos deben guardarse en una caja especial y mantenerse en todo momento reservados para su uso en casos de emergencia.

Su contenido ha de ser el siguiente:

--Cinco litros de agua potable por persona.

--Alimentos enlatados no perecederos listos para comer y un abrelatas manual.

--Botiquín de primeros auxilios.

--Silbato para alertar y pedir ayuda.

--Linterna con pilas de repuesto.

--Radio.

--Un litro de lejía sin olor y un cuentagotas para añadir la lejía al agua, o pastillas de cloro para potabilizar.

--Un teléfono que no necesite conectarse a la corriente eléctrica.

-- Anotar en un papel la fecha de caducidad de todos los productos y pegarlo en la tapa de la caja para sustituirlos periódicamente.

Preparar a la familia

Lo más importante de todo, según esta guía, es que si ocurre un desastre “todos los miembros del grupo familiar sepan qué hacer, dónde encontrarse unos a otros y cómo comunicarse en caso de emergencia”.

Por ello, hay que elegir un lugar de encuentro para toda la familia: un museo, un centro comercial, una plaza pública. Hay que identificar todas las posibles rutas de acceso y salida de su casa, barrio y ciudad.

En caso de incomunicación generalizada, ha de elegirse a un contacto o familiar que resida fuera de la ciudad para que actúe como enlace, de forma que pueda localizarse a otros miembros de la familia a través de él.

Desde el departamento de seguridad del Ayuntamiento de Madrid también recomiendan realizar simulacros de emergencia de forma periódica en el hogar, para que todos los miembros estén familiarizados con el método de actuación ante una u otra catástrofe.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·