Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La polémica sacude otra vez los Premios literarios de Euskadi: sus bases excluyen a los escritores vascos que no residan en el País Vasco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Dos títulos: Los hombres intermitentes, del navarro Francisco Javier Irazoki, y Los peces de la amargura, del donostiarra Fernando Aramburu. Se trata de dos obras editadas en castellano y relatos sobre la violencia terrorista en el País Vasco. Han sido excluidas.

Ninguna podrá participar en los premios de Literatura de Euskadi 2007 porque, como dice el apartado 3 del artículo 4 de la Orden de la Consejería de Cultura que regula el certamen, no residen en Euskadi, no pertenecen a la Asociación de Escritores Vascos, Euskal Idazleen Elkartea y sus editoriales Hiperión y Tusquets, respectivamente, tampoco forman parte ni del Gremio de Editores de Euskadi ni a la Asociación de Editores en lengua vasca. Aramburu vive desde hace años en Alemania e Irazoki en Francia.

Aramburu ganó dicho concurso en 2001 con su novela Los ojos vacíos, se alega desde el departamento de cultura del gobierno vasco. En aquel momento, sin embargo, pudo optar al premio porque colaboraba con la revista vasca Ipar Atea, ya desaparecida. Hay que decir que a este premio los autores no se presentan, sino que se toman en consideración todas las obras publicadas.

No es la primera vez que la polémica rodea a estos premios. Hace unos meses, 29 autores renunciaron a participar en los premios y firmaron un documento en euskera en el que se negaban a que sus obras fueran elegidas para que el jurado las tomara en cuenta.

Estos escritores denunciaron que, año tras año, los premios difunden “un concepto limitado e insuficiente” de la literatura entre las opinión pública que ellos no compartían. Los mismos afirman que desde que se crearon, las bases han sufrido más de un retoque.