Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

El actor Ralph Fiennes pone fin a su “Julio César” con una fiesta privada de sábado noche en el renovado bar Fortuny

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El actor inglés Ralph Fiennes, conocido del gran público a raíz de éxitos como “La lista de Schindler” o “El Paciente Inglés” terminó este domingo sus actuaciones en el madrileño Teatro Español, donde ha actuado en “Julio César”, de William Shakespeare, en un total de seis días de representaciones.

El actor inglés Ralph Fiennes, conocido del gran público a raíz de éxitos como “La lista de Schindler” o “El Paciente Inglés” terminó este domingo sus actuaciones en el madrileño Teatro Español, donde ha actuado en “Julio César”, de William Shakespeare, en un total de seis días de representaciones.

 

Esta obra ha sido, sin duda, uno de los mayores acontecimientos teatrales de la temporada. Bajo la dirección de Deborah Warner, coordinada con la de Mario Gas en Madrid, otros actores de gran reputación han tomado parte en las actuaciones: Simon Russell Beale, Anton Lesser y Fiona Shaw.

 

La producción del teatro londinense Barbican seguirá ahora por Luxemburgo su gira europea. Pero antes, este último fin de semana, Fiennes y su clac tuvieron oportunidad de disfrutar de la noche de Madrid. Días antes, Fiennes ya había acudido a un espectáculo flamenco de carácter benéfico, organizado por Gomaespuma, con Pedro Almodóvar y Penélope Cruz.

 

El sábado noche, Fiennes estuvo en una fiesta privada en Fortuny. Este bar de copas, del que es gestor el hostelero Javier Merino, ocupa todo un palacete en la zona más noble del barrio de Chamberí, no lejos de la Castellana. Junto a lugares como Gabana 1800, Fortuny es de los “must” que tienen en materia de diversión todas las estrellas que vienen a Madrid.

 

Hace apenas unos meses, Fortuny, que siempre ha tenido restaurante, reformó sus servicios hosteleros con una carta de inspiración italiana que lo han convertido en uno de los restaurantes de moda de la capital. Con visitas como la de Fiennes –siempre más discreto que divo-, está claro que Fortuny seguirá estando de moda.