Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La actuación de José Luis del Valle (ACS) resultó clave

El Real Madrid frenó la comparecencia pública de Cristiano Ronaldo para evitar una fuga de patrocinadores

Un abogado de la máxima confianza de Florentino Pérez recomendó cancelar la rueda de prensa. “Iba a quedar como un niñato”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La presencia de un atril a las puertas del juzgado, además del permiso solicitado y concedido por la jueza, habían hecho creer que Cristiano Ronaldo comparecería ante los 200 periodistas, de 16 países diferentes, que le esperaban a la salida durante varias horas y a 31 grados. Pero, ¿qué pasó realmente para ese cambio de criterio a última hora? 



Periodistas esperando las declaraciones de Cristiano Ronaldo en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón. Periodistas esperando las declaraciones de Cristiano Ronaldo en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón.

Iñaki Torres, jefe de comunicación de Gestifute, la empresa que gestiona la comunicación de Ronaldo, trasladó a los informadores que el jugador se había marchado y que no realizaría declaraciones, pese a lo que se había acordado con ellos anteriormente. Un anunció que provocó algunos abucheos de los presentes.

La compañía de un abogado de confianza

En principio, los asesores de CR7 le habían recomendado mantener la calma. Pero reconocen que “se calentó” en algunos momentos de su declaración. No obstante, en el entorno de Cristiano rechazan que “llevara preparada su salida de tono”. Pero sí admiten que es una de las claves que explica la“cancelación inesperada” de la rueda de prensa.

Tal y cómo se ha publicado, el portugués llegó a espetar a la juez que “no estaría sentado ahí si no se llamara Cristiano Ronaldo”.

Fue uno de los instantes más tensos que, según ha podido saber El Confidencial Digital, hizo que comenzaran a saltar las alarmas en los despachos del Santiago Bernabéu.

José Luis del Valle, uno de los hombres de la máxima confianza de Florentino Pérez en ACS, acompañó al jugador a los juzgados. Desde junio, forma parte también de la directiva del Real Madrid y fue el encargado de ir informando este lunes a la cúpula del club del desarrollo de la sesión.

Este abogado del Estado de 62 años es consejero y secretario general de la constructora desde 1999, adonde se incorporó tras varios años como máximo responsable en España del fabricante de neumáticos Continental. La relación entre Del Valle y Florentino se remonta a finales de los 70, por su vínculo con Unión de Centro Democrático (UCD).

Temor a una fuga de patrocinadores

En concreto, según las fuentes consultadas, en la cúpula del Real Madrid se llegó a temer por una fuga de patrocinadores ante una “actuación fuera de lugar del jugador”.

La mayor preocupación era que Ronaldo perdiera los papeles públicamente y eso afectara a la imagen, no solo del futbolista, sino también del club y de las marcas. Así las cosas, el principal objetivo era impedir, según se le llegó a escuchar a algún directivo del Madrid, que “CR7 quedara como un niñato” en su puesta en escena ante las cámaras.

Este martes, el portugués respondía con dureza a sus críticos: “A la gente le molesta mi brillo, los insectos atacan a las lámparas que brillan”, afirmó en Instagram junto a una foto suya.

Evitar un cuerpo a cuerpo con la prensa

Bajo esta misma estrategia, el equipo blanco persiguió también evitar que el jugador entrase en un “cuerpo a cuerpo” con la prensa. Durante su comparecencia judicial, se constató que no soporta ser tratado como un delincuente, cuando considera que no ha habido mala fe en su actuación, y se visualizó que iba a salir de la declaración “con los ánimos algo caldeados”, admiten en su entorno.

No se siente cómodo ni respaldado suficientemente, y el colmo son sus problemas con la Justicia. El delantero se ha llegado a plantear marcharse de España, según reveló a principios de verano a personas de su entorno.

En este contexto, aseguran que “se la tiene jurada a la prensa” después del asalto a su yate en Formentera. A mediados de julio, agentes de la Agencia Tributaria abordaron su embaración y los medios no tardaron en asociarlo a sus problemas con Hacienda.

En realidad, ni el yate era de Ronaldo, sino de alquiler, ni los agentes eran de Hacienda, sino de la Agencia Tributaria Aduanera. Pero la espectacularidad del abordaje hizo las delicias de los fotógrafos que siguen al portugués.

Los efectivos sólo querían comprobar que el barco estaba al día del pago del impuesto de matriculación. Algo que no le corresponde en cualquier caso a Cristiano, sino al propietario del yate.

En definitiva, la visita no era más que un control rutinario. No tenía ninguna relación con la investigación por presunto fraude fiscal que obligó este lunes al jugador del Real Madrid a prestar declaración ante el juez. Pero considera que la prensa aprovechó de nuevo esa actuación para ensañarse con él.

En efecto, a pesar de su intrascendencia, la noticia del abordaje sirvió de excusa para que los medios volvieran a la carga con el escándalo de la investigación por presunto delito contra la Hacienda Pública por valor de 14,7 millones.

Apoyo al lema “Hacienda somos todos”

En ámbitos empresariales tampoco ha pasado por alto el mensaje que quiso dejar claro el futbolista en el comunicado escrito que emitió después de su declaración ante el juez. Su defensa de que “todos debemos cumplir con nuestras obligaciones fiscales”.

“Siempre hago mis declaraciones de impuestos de manera voluntaria, porque pienso que todos tenemos que declarar y pagar impuestos de acuerdo a nuestros ingresos. Quienes me conocen, saben lo que les pido a mis asesores: que lo tengan todo al día y correctamente pagado, porque no quiero problemas”.

Otra de las consignas que pretendió lanzar es que, como no podría ser de otra manera, los futbolistas también deben estar al día con Hacienda.

Una estrategia que también desplegó hace unas semanas el propio Florentino Pérez. En aquel momento, admitió a su entorno más cercano que no estaba dispuesto a quedar como un alto directivo que pone en duda ese principio fundamental. Se propuso cortar de raíz la demagogia con este asunto que era motivo de discusión en tertulias de radio y televisión.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·