Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Rosa Regás saca a concurso la cuarta plaza de gerente en tres años para la Biblioteca Nacional: crecen las críticas de los archiveros y bibliotecarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Biblioteca Nacional (BNE) ha convocado ahora la nueva plaza de gerente en medio de las críticas de los facultativos y archiveros de la entidad contra la gestión de Rosa Regás.

El pasado mes de agosto la directora general de la Biblioteca Nacional despidió a su gerente por diferencias de criterio con él, pese a que lo había contratado por razones de amistad. Jorge Montes Salguero se convirtió así en el tercer cesado en ese puesto desde la llegada de Regás a la dirección del organismo autónomo. Regás llamó entonces a María Teresa Díez, que ocupaba el cargo de subdirectora general de personal del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (INAEM).

Ahora, el Ministerio de Cultura que dirige Carmen Calvo ha realizado la convocatoria para la provisión, por el procedimiento de libre designación, de la plaza que ya ocupa María Teresa Díez. Desde su llegada, ha tenido que hacer frente a crisis como la generada por las declaraciones de la directora general, Rosa Regás, en el Congreso de los Diputados, tras las que quienes trabajan en la BNE exigieron disculpas públicas, que tuvo que ofrecer la nueva gerente.

Fuentes consultadas por El Confidencial Digital en la Biblioteca Nacional sostienen que la plaza ha salido “a la medida” de Díez, que se halla en el cargo desde el pasado septiembre. La plaza de gerente está considerada de Nivel 30, grupo A y tiene un complemento específico de 23.285,90 euros/año.

Por otra parte, ECD ha podido saber que la gestión de Rosa Regás en el organismo autónomo ha despertado la indignación en el seno del Cuerpo Facultativo de Archiveros y Bibliotecarios. En este organismo uno de los cuerpos funcionariales más antiguos de nuestro país, con más de 150 años de existencia.

En el citado colectivo se aducen dos razones para no estar de acuerdo con la gestión actual de Regás: la primera es que Regás no es funcionaria de carrera, un hecho con el que no están de acuerdo al entender que carece de experiencia para responder a sus particularidades. A esta circunstancia se añade la edad de la directora: discrepan del hecho de que la directora general haya sido designada con una edad por encima de la edad laboral de jubilación forzosa.

El segundo motivo nace en unas declaraciones de Regás en el Congreso de los Diputados el pasado mes de noviembre. Aquel día la directora general desveló que pretendía solicitar a un despacho de abogados un informe para diseñar el nuevo marco jurídico de la BNE. Esta última cuestión hace preguntarse a estos funcionarios de qué despacho se trata, cuanto cobrarán estos abogados y sobre todo, por qué no se hace uso de los servicios jurídicos del Estado.