Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Rosa Regás reclama en privado el rango de secretario de Estado tras la recomendación de una auditoria de la Biblioteca nacional

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una auditoría de gestión realizada en la Biblioteca Nacional recoge entre sus conclusiones la recomendación de que la persona que dirija la Biblioteca Nacional de España (BNE) debe disponer de rango de Secretario de Estado o subsecretario de Estado. Algo que su titular está difundiendo de manera discreta.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, la directora de la Biblioteca Nacional de España (BNE), la escritora Rosa Regás, al poco de llegar al cargo solicitó al MAP (Ministerio de Administraciones Públicas) una auditoría de gestión del organismo autónomo.   Entre las conclusiones sobre el funcionamiento de la BNE que recogía dicho estudio estaba la recomendación de que la persona que dirigiera este organismo posea el rango de Secretario de Estado o subsecretario de Estado. Fuentes consultadas por ECD han confirmado que esta conclusión ha sido bien acogida por Rosa Regás quien, en repetidas ocasiones, se ha encargado de transmitirlo de manera discreta a diversas personalidades.   La auditoría encargada por Regás ha tenido por objetivo conocer el funcionamiento interno de la BNE para optimizar los procesos y servicios de esta institución. También ha permitido a la nueva directora disponer de las primeras líneas maestras de actuación al frente del organismo. Con las conclusiones del estudio ha tomado decisiones y quiere acometer reformas con conocimiento de causa.   La realidad es que desde su llegada a la institución Regás ha recibido tanto alabanzas como críticas por su gestión, como aquellas de las que se hizo eco este medio el pasado mes de enero. También ha despertado suspicacias en algunos sectores un cierto sesgo ideológico que ha impuesto en algunas muestras y exposiciones realizadas en la BNE.   El Confidencial Digital se ha puesto en contacto repetidas veces con la Biblioteca Nacional para recabar un parecer oficial sobre este asunto y conocer en profundidad el alcance concreto de la mencionada auditoría. Tras dos semanas de llamadas, este organismo sigue sin ofrecer una respuesta.

·Publicidad·
·Publicidad·