Miércoles 07/12/2016. Actualizado 09:19h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Rubalcaba rechazó la intervención de la Policía Nacional en la huelga del País Vasco, que se había ofrecido: la Ertzaintza tuvo que emplearse a fondo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) solicitaron intervenir policialmente en la huelga que la izquierda ‘abertzale’ convocó ayer en el País Vasco. Altos cargos de Interior denegaron ese ofrecimiento y la Ertzaintza, único cuerpo con competencias, tuvo que emplearse a fondo para reducir a los ‘piquetes’.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, los agentes del CNP destinados en el País Vasco pidieron al Ministerio del Interior hacer uso de su competencia en seguridad ciudadana para evitar posibles incidentes en las calles.

El objetivo de este ofrecimiento de los policías nacionales era apoyar –principalmente con Unidades de Intervención Policial (UIP)- a las patrullas de la Ertzaintza ante una jornada como la de ayer que se presumía conflictiva.

Finalmente, y ante la negativa de Interior a que la Policía interviniese, el cuerpo autonómica vasco tuvo que movilizar a la mayoría de sus efectivos para reducir e impedir las acciones violentas de los ‘piquetes’. De hecho, la mayor parte de las patrullas de la Ertzaintza de Tráfico tuvieron que desplazarse hacia los diferentes núcleos urbanos.

ECD ha podido recabar algunos datos específicos del seguimiento que tuvo la huelga de ayer en el País Vasco:

-- En algunos barrios- como el de Gros o el de Egia, en San Sebastián- en torno al 90% de los comercios decidieron cerrar sus puertas.

-- Idéntica situación se vivió en el barrio de Santuchu, en Bilbao, donde el seguimiento de la huelga fue prácticamente del 100%. Bares, bancos o comercios optaron por echar el cierre.

-- En Álava, en cambio, la situación que se vivió fue relativamente tranquila. En las zonas industriales de Vitoria, numerosos talleres y fábricas abrieron sin que se registraran apenas incidentes. Este clima de tranquilidad también se vivió en las grandes superficies ubicadas en el extrarradio de las ciudades.

-- En las zonas rurales el seguimiento fue masivo y en algunos pueblos permanecieron cerrados todos los comercios.

-- El sector más afectado fue el de la hostelería y el del pequeño comercio. En algunos casos, los piquetes fueron determinantes.

-- El gremio de floristeros también se vio afectado por la jornada de paros decretada. De hecho, muchos repartidores de ramos y centros florales no pudieron realizar sus pedidos en el día de San Valentín.

-- El objetivo principal de los huelguistas fueron los transportes: autobuses incendiados –funcionaron uno o dos de cada cinco-, barricadas en las calzadas o sabotajes en el metro fueron la tónica habitual durante todo el día de ayer. Además, unos encapuchados intentaron incendiar la estación de tren de la localidad de Pasajes (Guipúzcoa).

ECD ha podido conocer, además, un incidente que tuvo como protagonista a un equipo de reporteros de la televisión valenciana Canal 9. Enfrente, un grupo de ‘piquetes’ en el municipio guipuzcoano de Oyarzun. Los huelguistas se abalanzaron sobre los periodistas, les arrebataron una cámara ENG –la utilizada en exteriores-, sacaron la cinta de grabación y la destruyeron.