Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La SGAE sale en defensa de Ramoncín ante los “ataques físicos, insultos y amenazas” que sufre y pide ayuda a sus socios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Sociedad General de Autores se encuentra en el ojo del huracán desde la aprobación de la reforma a la Ley de la Propiedad Intelectual. Ahora el organismo sale en defensa del cantante Ramoncín, convertido en blanco de las iras de los descontentos, en un escrito interno que busca adhesiones.

El pasado 29 de junio, cerca de sesenta manifestantes de la plataforma “Rompamos el Silencio” entraron por la fuerza en la sede madrileña de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores). Allí gritaron consignas contra el canon, arrojaron falsos billetes y causaron destrozos de cierta consideración. Durante la acción, la mayoría de los asaltantes cubrió su rostro con máscaras que reproducían la cara del cantante Ramoncín.   Ramón J. Márquez, miembro del Consejo de Dirección y de la Junta Directiva de la SGAE, se ha convertido en el adalid de la defensa de los derechos de autor, y por este motivo en el blanco de las iras de aquellos que abogan por medidas más liberales en este campo. En la escena mediática desde hace algunos meses por un enfrentamiento verbal con Joaquín Sabina a causa de este mismo tema, Ramoncín se ha convertido en la imagen del enemigo de aquellos que censuran el canon y la reforma de la ley de Propiedad Intelectual recientemente aprobada.   Para defender a su compañero, los dirigentes de la SGAE han enviado a sus socios un comunicado interno titulado “Todos somos Ramoncín”, escrito al que ha tenido acceso El Confidencial Digital. En dicho texto se defiende al artista a la vez que se repasan los agravios que, a su juicio, ha sufrido por “defender públicamente los derechos e intereses de los creadores”. Se habla de “campaña orquestada” y de “linchamiento moral”.   En el texto se resaltan episodios de ofensas sufridas por el artista como la del festival de Viña Rock, cuando “un grupo de sujetos organizados impidió su actuación mediante el lanzamiento de objetos”. El manifiesto también hace notar que Ramoncín lleva 18 años trabajando en la SGAE para salvaguardar los derechos de los creadores, motivo por el que se rechaza “esta persecución” que se relaciona con “actitudes más propias de épocas pasadas que creíamos ya olvidadas”.   “Si algo ha caracterizado a Ramón en todos estos años –añade el redactor del documento- ha sido su firme posición a favor de los derechos de su colectivo y de los más desfavorecidos”.   Finalmente se reclama la atención al colectivo de creadores y artistas para que se solidaricen con Ramoncín, mediante una confirmación personal de su adhesión al manifiesto, ya que según afirman “hoy es él, pero que mañana podemos ser cualquiera de nosotros, porque la intransigencia no se detiene ante nadie”. Por esto afirman, “Todos somos Ramoncín”.

·Publicidad·
·Publicidad·