Lunes 05/12/2016. Actualizado 10:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La aprobación del canon digital lleva a la SGAE a no presentarse en la Campus Party por considerarla “territorio comanche”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Por primera vez, en los diez años desde que se realiza la Campus Party, la SGAE ha preferido mantenerse al margen de la mayor concentración de internautas de España que se celebra en Valencia estos días, ya que considera el evento un “territorio comanche”.

El pasado 22 de julio, el Congreso de los Diputados aprobaba el texto definitivo de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI). Entre otras cuestiones, se incluyó la aplicación de un canon que gravará algunos formatos digitales como CD, DVD o reproductores MP3.   A diferencia de lo ocurrido en las nueve ediciones anteriores, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha optado por no realizar ninguna campaña en la Campus Party, hoy día la mayor concentración de internautas que se celebra en nuestro país, para concienciar a los ciudadanos contra la copia ilegal, con mensajes como “la piratería es delito”.   El motivo principal por el que la SGAE se ha ausentado en el encuentro valenciano es que su presencia “podría parecer una provocación”, según ha declarado a ECD un portavoz oficial de la sociedad. Consideran que el ambiente que se vive en la Campus Party estos días, la convierte en un “territorio comanche”, esto es un “territorio hostil” donde la sociedad de autores es mejor que no esté representada. Según ha podido saber también  El Confidencial Digital, la sociedad de autores no tiene intención de emprender acciones legales contra los internautas que participan en el evento, pese las infracciones que se puedan producir durante su celebración. Mientras tanto, la plataforma “Todos contra el canon” ha reunido ya más de 500.000 firmas contra el canon digital por las que solicita su eliminación.   Hay que recordar por otra parte, que la SGAE sufrió un asalto a sus oficinas de Madrid el pasado 29 de junio por parte del colectivo “Rompamos el Silencio”. Un grupo de sesenta personas de la citada organización irrumpió en el inmueble con caretas del cantautor Ramoncín, arrojando billetes falsos de 100 euros, para manifestar su repulsa al nuevo canon que establece la LPI.