Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Bruselas los autorizó en enero

Sanidad ahorrará un 25% por paciente con los nuevos fármacos contra la hepatitis C

Los medicamentos que sustituirán al Sovaldi costarán al erario público poco más de 30.000 euros por tratamiento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ministerio de Sanidad ya tiene los primeros datos sobre el coste por tratamiento de los enfermos de hepatitis C con los nuevos fármacos que ya ha aprobado Bruselas: Daklinza, del laboratorio Bristol Mayers, y Exviera y Viekirax, de Abbvie.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso. El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso.

Según esos primeros datos que maneja el ministerio de Sanidad, el Sistema Nacional de Salud va a rebajar el coste medio de cada tratamiento de hepatitis C en torno a un 25% respecto al precio actual con el polémico Sovaldi, del laboratorio americano Gilead.

De acuerdo con las fuentes consultadas, tras la aprobación por parte de Bruselas de los nuevos fármacos contra la hepatitis C, el coste medio por paciente será de poco más de 30.000 euros. Hasta ahora, mientras el Sovaldi ha sido el fármaco más moderno en el mercado, el coste medio era de casi 45.000 euros, según admitió públicamente el propio ministro del ramo, Alfonso Alonso.

Estos fármacos ya han sido aprobados por Bruselas. Se trata del Daklinza, de Bristol Mayers, que recibió luz verde de la Agencia Europea del Medicamento en noviembre y ya está en el mercado español, y la combinación de medicamentos de Abbvie, Exviera y Viekirax, aprobados a finales de enero.

“El precio de estos fármacos va a ser más razonable que el marcado por el laboratorio Gilead para Sovaldi. Además, los datos que maneja el ministerio es que la combinación de estos medicamentos va a ser más eficiente que el Sovaldi”, explican fuentes conocedoras de la situación.

En este momento, Sanidad sigue elaborando el plan estratégico nacional para el abordaje de esta enfermedad, que ya incluirá los nuevos fármacos además de Sovaldi. El ministro Alonso aseguró ayer en el Senado que, mientras ese plan llega, a finales de enero ya habían recibido el tratamiento alrededor de 4.500 pacientes.

Médicos del mundo

Mientras, la polémica sigue en torno al Sovaldi y al precio que el laboratorio Gilead ha comercializado este medicamento. Hace una semana Gilead hizo públicas sus cuentas de 2014. Según esas cifras, el laboratorio americano facturó en 2014 un total de 10.000 millones de dólares con la venta de este medicamento a 172.000 pacientes en todo el mundo. El precio medio es de 60.000 dólares por tratamiento.

Este laboratorio adquirió en 2011 Pharmasset, la compañía que desarrolló Sovaldi, por un total de 11.000 millones de dólares. En apenas un año y sólo con un fármaco, ya ha ingresado prácticamente lo que pagó por la compañía.

Esto es lo que ha provocado que ayer la ONG Médicos del Mundo pidiera  a la Oficina Europea de Patentes que impugnara la patente de Sovaldi. Médicos del Mundo asegura que el precio del fármaco es exorbitante y pide que se elimine la patente para poder bajar el precio y que todo el mundo tenga acceso al fármaco a precios bajos.

La ONG explica en su escrito que, aunque es un avance importante, el Sovaldi “no es lo bastante novedoso para justificar una patente”. Este ha sido, precisamente, uno de los argumentos que ha utilizado siempre el ministerio de Sanidad para oponerse a pagar un precio desorbitado para financiarlo a través del Sistema Nacional de Salud.

Precisamente esa negativa a pagar un precio “exorbitante” por un fármaco que no tenía la eficiencia que se esperaba originó la movilización de los afectados por esta enfermedad. Se organizaron en septiembre en la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C y protagonizaron varios encierros y marchas contra el Gobierno.

Esta Plataforma ha anunciado para este viernes una querella contra la anterior ministra de Sanidad, Ana Mato, y el actual, Alfonso Alonso, por impedir que el fármaco llegara a los pacientes, provocando muertes innecesariamente.

Ya antes, el Partido Socialista de Madrid interpuso ante la Audiencia Nacional un recurso contencioso administrativo contra una resolución del ministerio de Sanidad sobre la priorización del uso de antivirales en los tratamientos de hepatitis C. Ese recurso fue admitido a trámite ayer y Sanidad tiene 20 días para aportar los expedientes de los afectados a los que se refiere la denuncia. 

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·