Viernes 09/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La última decisión de Jordi Sevilla al frente el Ministerio de Administraciones Públicas fue la creación del Consejo de Lenguas Oficiales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hasta ahora los ciudadanos que querían dirigirse a cualquier órgano de la Administración del Estado debían hacerlo en castellano. La legislación les impedía hacerlo en la lengua oficial de su respectiva comunidad autónoma. La última decisión del ministro saliente, Jordi Sevilla, ha sido lograr que esto sea posible.

La pasada semana se produjo el relevo de Jordi Sevilla al frente del Ministerio de Administraciones Públicas. Un adiós emotivo del político socialista, natural de Castellón, que en el acto de despedida, según ha relatado él mismo, no pudo reprimir sus lágrimas.

Antes de su marcha, Sevilla tomó una última decisión de cierta relevancia: la creación del Consejo de Lenguas Oficiales y la Oficina de las Lenguas Oficiales. El objetivo de estos organismos, según el Gobierno, es asegurar que los ciudadanos de las Comunidades Autónomas con lengua oficial propia "puedan ejercer de manera plena su derecho a dirigirse a la Administración General del Estado en dicha lengua”.

De esta forma, los ciudadanos que residan en las diferentes Comunidades Autónomas donde coexista el castellano con otra lengua oficial podrán dirigirse a la Administración en su respectiva lengua. Este hecho, hasta ahora, no era posible.

Así, el nuevo Consejo de Lenguas Oficiales será el encargado de garantizar e impulsar el acceso de las diferentes lenguas oficiales de las comunidades autónomas a la Administración General del Estado. Como apoyo, además, se creará una Oficina para las Lenguas Oficiales, adscrita a la Secretaría de Estado de Cooperación Territorial.

Este Consejo está compuesto por representantes de los diferentes Departamentos ministeriales. Asimismo, se tratará de "un instrumento abierto a la participación a invitación de las Comunidades Autónomas y de expertos, como representantes del Instituto Cervantes".