Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La Stampa sostiene, con Suso de Toro, que ZP es todavía ‘un misterio’ para los españoles y “el líder que ha hecho de la sinceridad su modo de vida”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolás Sarkozy son sin duda los líderes más originales, interesantes e imprevisibles de la Europa del siglo XXI”. Así se expresa Luigi La Spina, enviado especial en Madrid del periódico La Stampa, en un artículo publicado este lunes en la cabecera del país transalpino.

La crónica de Luigi La Spina está a medio camino entre el reportaje general y el perfil humano, pues acompaña el texto de un buen número de pinceladas sobre el modo de ser y comportarse del presidente del Gobierno español. Por ejemplo, para el periodista italiano Zapatero es muy apreciado por las mujeres aunque advierte que sólo le importa una.

“Es –añade- un líder que ha hecho de la sinceridad su estilo de vida. Pero para los españoles es todavía un misterio”, remedando una idea lanzada por el ideólogo de izquierdas, Suso de Toro, en su libro sobre el presidente ‘Madera de Zapatero. Retrato de un presidente’.

Otras conclusiones del articulista italiano publicadas por La Stampa:

-- Zapatero comparte con Sarkozy el gusto por contradecir la “más osificadas opiniones de sus sociedades”. El español, por ejemplo, se ha caracterizado por desvelar al mundo la nación más laica de la Europa moderna.

-- Destaca su capacidad para entusiasmar a un auditorio: “cuando habla en televisión o sube al escenario de un teatro, seduce a quien le escucha, pero más con la timidez de la sonrisa que con la arrogancia de la seguridad”.

-- Es curioso que cuatro años de reformas importantes, acompañadas de sondeos siempre favorables, años de crecimiento económico récords en Europa, se concluyan con un suspense impensable hasta hace mucho poco tiempo: la reelección de Zapatero es probable pero no segura.

-- El Partido Popular está guiado por Mariano Rajoy pero controlado todavía por José María Aznar y su mujer, Ana Botella. El PP se ha lanzado con fuerza tras una revancha que parecía imposible.

-- Los españoles decidirán en breve si Zapatero es ese líder ‘casual’, sobre el que muchos observadores internacionales se han empeñado en ironizar, o si ese modelo puede ofrecer a la socialdemocracia europea, incluido el recién nacido Pd de Walter Veltroni, el oxígeno indispensable para recuperar el aliento perdido.

-- La izquierda reformista europea parece perdida: derrotada por la trágica historia del siglo pasado de las utopías nefastas del marxismo; envejecida la tradición socialista que –sobre todo entre los jóvenes- no suscita entusiasmo, ni esperanza; agotada la novedad de la tercera vía de Tony Blair… espera nuevas recetas y nuevos líderes. Por eso, más allá de los contenidos específicos de las reformas zapaterianas o de la actitud provocativa con las que las ha aprobado, el modo de gobierno del joven líder español suscita un interés que sería equivocado obviar.

-- Influenciado por el republicanismo cívico de impronta americana, Zapatero apoya su reformismo no sobre la economía sino sobre los derechos civiles del individuo. El líder español no concibe ya el socialismo moderno como la búsqueda de una transición para individuar una salida al capitalismo. Junto a este ‘Welfare a la española’ está el intento de proyección internacional del concepto de derecho de los ciudadanos. Un esfuerzo que de hecho todavía parece una locura y corre el riesgo de dejarlo bastante aislado.