Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Tensiones en la Policía Nacional con la brigada “Centauros”: quejas por la invasión de competencias y por sus modos violentos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Algunos agentes de Policía denuncian que la unidad nocturna de los “Centauros” daña la imagen del Cuerpo, genera tensiones entre los compañeros y abusa de la acción física en las detenciones.

Algunos agentes de Policía denuncian que la unidad nocturna de los “Centauros” daña la imagen del Cuerpo, genera tensiones entre los compañeros y abusa de la acción física en las detenciones. Los “Centauros” es una brigada que depende de la Sección Especial de Reacción y Apoyo de la Policía Nacional de la Jefatura Superior de Madrid. Está compuesta por alrededor de 90 policías repartidos en tres grupos. Trabajan de 22:00 a 7:00 de la mañana. Cobran alrededor de 1.400 euros mensuales y su cometido es el de apoyar a las comisarías desbordadas de trabajo. Sus miembros han sido motivo de atención mediática y compañeros de la Policía se han puesto en contacto con este confidencial para denunciar ciertas irregularidades no reflejadas hasta el momento. Por un lado, las quejas tienen que ver con los medios materiales de que disponen los “Centauros”: “En algunas comisarías no funcionan el fax y las impresoras, por ejemplo, y a ellos no les falta nada”, manifiestan fuentes policiales a ECD. El Confidencial Digital también ha podido saber que a diferencia de otras unidades policiales, los “Centauros” no necesitan de curso de capacitación, experiencia o méritos concretos y son seleccionados por los propios mandos. Así, fuentes policiales advierten que el “amiguismo” ha sido una práctica corriente desde su creación en marzo de 2004. Las críticas continúan: según las fuentes policiales, los “Centauros” ejercen en sus detenciones cierto grado de intimidación y violencia. Incluso se ha llegado a decir que esta práctica se debe a la presión de sus mandos para provocar la resistencia a la autoridad entre los presuntos delincuentes y así justificar la estadística de detenciones. Estas mismas fuentes declaran a ECD que alrededor del 10 por ciento de los integrantes de esta brigada especial tienen abierto un expediente sancionador por denuncias acerca de irregularidades en sus actuaciones. Por último, también advierten de la invasión de competencias de esta brigada en los distritos policiales: en temas de delitos menores —robos y redadas en bares de copas, entre otros-, los “Centauros” se hacen cargo de operaciones ya en curso “para figurar”, sin tener en cuenta la presencia de los compañeros del distrito a los que supuestamente correspondería el trabajo. “Aunque hasta en el uniforme se les diferencia, lo mejor que tienen es que sus inspectores les acompañan siempre”, concluyen los denunciantes. El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con fuentes oficiales de la policía, que indican que los “Centauros” no tienen un distrito de actuación concreto y que actúan según las necesidades de las comisarías madrileñas. También afirman que tal vez “se les haya subido a la cabeza” su presencia en los medios de comunicación y reconocen las tensiones existentes, sin que trasciendan a mayores.