Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Una secuela imprevista

Teresa Romero sufre síndrome de desorientación por tener las persianas bajadas

La oscuridad para “evitar a los fotógrafos” provoca confusión sobre si es de día o de noche, si hora de almorzar o de cenar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Teresa Romero ha superado completamente el ébola, pero ahora sufre secuelas imprevistas: el aislamiento total impuesto para evitar que volviera a ser fotografiada le ha provocado un síndrome de desorientación. Sus médicos han informado de ello al comité de expertos de Moncloa.

Planta de aislamiento del Hospital Carlos III. Planta de aislamiento del Hospital Carlos III.

Cuando varios medios de comunicación españoles publicaron fotografías de Teresa Romero en la habitación en la que estaba ingresada, el equipo médico que la trataba decidió bajar las persianas para evitar que se tomaran más imágenes.

Se trataba, así, de proteger su intimidad y aislar aún más del exterior a la auxiliar de enfermería afectada por el ébola. Era, en palabras de las fuentes consultadas por ECD entonces, una “medida extrema que incluso podría afectar a su recuperación.

Secuelas imprevistas

Ayer martes, el equipo médico del Carlos III informaba que el tercer test al que han sometido a Teresa Romero ha resultado negativo: no hay rastros de la presencia de ébola en su organismo y, por tanto, ha conseguido superar la enfermedad con éxito.

Sin embargo, al comité de expertos convocado por vicepresidencia del Gobierno para asesorar en esta crisis sanitaria le ha llegado un dato relevante: su aislamiento total le ha dejado secuelas.

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD aseguran que Teresa Romero sufre un síndrome de desorientación, en parte por haber estado alejada de la luz natural desde que se diera orden de bajar las persianas.

Esto, afirman, le provoca a la auxiliar de enfermería confusión sobre si es de día o de noche, si es la hora de la cena o del almuerzo, desorientación espacial…

De hecho, ya mostraba algunos de estos síntomas cuando fue entrevistada por Jesús Cintora en ‘Las Mañanas de Cuatro’, donde Teresa confesó que no sabía “dónde estaba”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·