Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Una quincena de activistas antiglobalización se encierran en el Instituto Italiano de Cultura de Madrid: conozca el relato al minuto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En estos momentos, una quincena de activistas están ocupando una sala del Instituto Italiano de Cultura de Madrid (c/Mayor, 86) en protesta por las condenas a 24 personas con motivo de la Cumbre del G8 en 2001 en la ciudad italiana de Génova. Los activistas están dando cuenta del encierro al minuto.

Como si de un partido de fútbol se tratara, a través de Internet –consulte aquí la web-, miembros de la plataforma Rompamos el Silencio están difundiendo la situación de quince miembros antiglobalización que se encuentran encerrados en la primera planta del Instituto de Cultura de Madrid. La invasión comenzó a las 12:15 horas.

Este es el relato de los activistas en directo:

 “A las 12,15 horas una quincena de personas han entrado en el Instituto de Cultura Italiana de Madrid, situado en la calle Mayor, 86. En estos momentos tratan de negociar con el personal del edificio su entrada y permanencia en el edificio, en el que pretenden encerrarse en protesta por las condenas con motivo de la cumbre del G8 en Génova en 2001.

En la puerta, una docena de activistas, a modo de grupo de apoyo, portan una pancarta en la que puede leerse: "La Historia somos nosotr@s. Libertad a l@s 24de Génova 2001".

El objetivo de la acción es protestar contra esas condenas y hacerlas visibles, en la medida en que no han sido recogidas por los medios de comunicación convencionales. Se pretende, además, denunciar que no se trata de un problema local (del Estado italiano), sino global, en la medida en que en la contracumbre de julio de 2001 en la ciudad italiana participaron activistas de numerosos países del planeta.

12,30 horas: L@s activistas siguen en la primera planta intentando ocupar una oficina del Instituto Italiano de Cultura. Ha habido algunos instantes de tensión, al tratar los funcionarios del Instituto de evitar que se produjera la entrada de l@s activistas. Se ha intentado desplegar una pancarta en la puerta, pero se lo han impedido.

La negociación está teniendo lugar en la primera planta; en la puerta sólo hay un guardia de seguridad, que dice no tener competencias para tratar el tema. Están intentando que la protesta no trascienda, por lo que han cerrado la primera planta y en estos momentos sólo está operativa la planta baja, donde están la cafetería y la biblioteca.

Hay presencia de policía municipal en la zona, en ambas esquinas del Instituto, aunque es probable que se vea incrementada en breve, ya que hoy tiene lugar el cambio de la guardia real en el cercano Palacio de Oriente.

12,50 horas: La situación sigue en tensa espera. L@s activistas siguen en la primera planta, negociando con los funcionarios del Instituto de Cultura, mientras en la puerta se reparten octavillas, bajo el mismo lema que la pancarta desplegada, en las que se informa sobre el proceso judicial al que han sido sometid@s l@s activistas en Génova y las condenas que se les han impuesto. Se convoca igualmente a la concentración ante la Embajada Italiana (c/Lagasca, 98, Metro Núñez de Balboa), prevista para mañana miércoles 19 de diciembre a las 19 horas.

12,56 horas. El personal del Instituto no deja entrar a l@s compañer@s de medios alternativos a hacer fotos, señalando que el edificio es propiedad de la Embajada Italiana. Tampoco permiten que se despliegue una pancarta en la fachada del edificio, por cuanto podría suponer una "autorización por su parte a la acción de protesta". Empiezan a llegar medios de comunicación convencionales a la zona.

13,00 horas. Las conversaciones a pie de calle entre el delegado del Instituto y el negociador de l@s activistas en la puerta siguen sin dar fruto: intentan silenciar el acontecimiento a toda costa. Acaba de decir: "Podeis manifestaros fuera, pacificamente". Cuando se le ha indicado que hay un grupo de gente dentro, ha respondido;. "Ya, pero eso significaría que habéis ocupado el edificio...". Parece claro que su intención es que no trascienda, pese a lo cual siguen llegando radios y cámaras de televisión a las inmediaciones”.

·Publicidad·
·Publicidad·