Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Un vertido de aguas fecales de origen desconocido pone en peligro códices y fondos documentales del Ateneo de las Ciencias y las Letras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un vertido de aguas fecales de las fincas colindantes con el Ateneo de las Ciencias y las Letras de Madrid está poniendo en peligro los documentos almacenados en este centro. El problema, aún sin resolver, lleva tres meses trayendo de cabeza a los trabajadores de la institución. El Ministerio de Carmen Calvo no ha intervenido.

Los hechos, como decimos, ocurrieron hace tres meses. Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, un vertido de aguas fecales de las fincas aledañas al Ateneo ha puesto en serio peligro diversos fondos documentales muy valiosos almacenados en él.

Se trata de folletos, periódicos o monográficos recopilados en el Ateneo desde la fecha de su fundación, en 1835. La filtración de esta agua fecales, si bien no ha afectado directamente a dichos documentos –ya que se encuentran custodiados en armarios compactos-, las condiciones para su conservación actuales no son las óptimas.

La directora de la biblioteca del Ateneo ha reconocido a ECD que existe este problema de filtración de aguas. Eso sí, matiza que se trata de un problema de pocería, cuya proveniencia está resultando muy difícil de identificar debido a las complicadas características de la zona donde está ubicado el Ateneo, en la madrileña calle de El Prado, a escasos metros del Congreso de los Diputados.

El Barrio de las Letras presenta, explican desde el Ateneo, una zona con una orografía complicada. La pendiente pronunciada y la antigüedad de los edificios provocan, según reconoce la responsable de la biblioteca, que la causa del problema pueda encontrarse a 300 metros de profundidad.

ECD se ha puesto en contacto con un experto en conducciones hidráulicas que ha confirmado que los problemas de pocería suelen estar relacionados con las filtraciones de aguas fecales. En los edificios existen conductos verticales por los que se canalizan esas aguas fecales y también las pluviales. Ambos son canalizados a otros conductos horizontales que vierten al colector general del Ayuntamiento: el alcantarillado. Así pues, reconoce el experto, hablar de aguas fecales y de pocería es lo mismo.

En estos momentos, tanto la Junta de Gobierno del Ateneo, como el arquitecto del centro, como el Ayuntamiento de Madrid y el Canal de Isabel II –que posee el monopolio de las aguas madrileñas- están trabajando para solucionar este vertido.

Sin embargo, existe una enorme preocupación entre los empleados del centro porque las filtraciones se descubrieron hace tres meses. Pese al enorme valor de los documentos custodiados en este Ateneo, el Ministerio de Cultura, con Carmen Calvo a la cabeza, no ha puesto todavía ningún medio para solucionar el caso.