Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Un policía describe al detalle en Internet sus actuaciones en la calle: una muerte en un garaje y la borracha ‘del colocón guapo’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las bitácoras sobre temática policial están proliferando en Internet. Los agentes locales también han encontrado su hueco. Un profesional de Aragón está utilizando un blog para describir sus actuaciones y las situaciones a las que debe enfrentarse.

La primera entrada del ‘blog’ está fechada en el último día de enero. El policía local responsable de la página comienza con una dura valoración del mundo al que se enfrenta: “esa sociedad que fagocita a sus miembros deshumanizándolos y convirtiéndolos en androides manipulados que no se paran a pensar el por qué de las cosas”, advierte.

Y sigue: “Una sociedad, la española, donde es muy difícil encontrar a alguien que admita su error o que diga que se ha confundido y donde el egoísmo y la cobardía convierten a la sociedad en un ente insolidario y sobre todo, incívico. Todo lo contrario a lo que debería ser”.

Visto lo anterior. El agente explica que su objetivo es ir contando sus experiencias reales mezcladas con sus pensamientos “nacidos en largas noches dentro del ECO5, reflexiones desde el coche patrulla”.

Desde su creación, el autor ha incluido seis registros en los que narra desde actuaciones con “moraleja” a reflexiones particulares sobre situaciones jurídicas y anécdotas laborales.

Uno de los sucesos que cuenta entremezcla la vivencia personal del compañero del autor en la que un amigo y su novia perdieron la vida por inhalar monóxido de carbono en un garaje y un suceso en circunstancias similares que podría haber terminado en tragedia si los agentes no se hubieran personado por la llamada de un ciudadano.

-- Saqué mi linterna de dotación mientras el compañero levantaba la persiana. Nada más tocarla escuchamos algo dentro de la cochera, al llevar un cuarto de abertura vimos como las luces de la marcha atrás y de los pilotos de un coche se encendían.

- ¡Aquí hay gente!

- ¿Qué pasa aquí, hay alguien?

También se narra cómo una parturienta extranjera menor de edad a la que atendieron los agentes fue encontrada meses después “borracha perdida. Ciega y tirada en la acera, con un colocón guapo. Qué pena. Su historia era otra, eso me creí yo pero, hoy me he dado cuenta de la realidad. Aunque la conocí de otra forma”.

-- Rotativos en funcionamiento y rápidamente hacia allí, a ver qué nos encontramos. Mi compañero refunfuña, preguntándose por qué siempre llegamos antes que la ambulancia: Un día nos comeremos un marrón que ya verás tú, que por qué actuamos, que si debíamos haber esperado a un médico...¡Bah! Tranquilo tío, tranquilo. Hacemos lo que sabemos y no le des más vueltas. No es tu responsabilidad.

Por cierto. El autor advierte que el blog está basado en hechos reales pero las actuaciones, personas y lugares que se relatan no se corresponden con la realidad, protegiéndose así la intimidad de cualquiera de los interesados que de coincidir en forma y modo será por pura coincidencia.

Acceda a la web a través de este enlace.

·Publicidad·
·Publicidad·