Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La embajada de EEUU en Madrid “invade” un metro de acera para reestructurar su fachada con nuevas medidas de seguridad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La fachada de la embajada norteamericana de la calle Serrano de Madrid ha cambiado el verde acostumbrado de la valla del perímetro, por el color metalizado y el gris del hormigón. La culpa la tiene una remodelación de los sistemas estructurales de seguridad.

La fachada de la embajada norteamericana de la calle Serrano de Madrid ha cambiado el verde acostumbrado de la valla del perímetro, por el color metalizado y el gris del hormigón. La culpa la tiene una remodelación de los sistemas estructurales de seguridad. Un dispositivo 24 horas de la Policía Nacional protege la embajada desde el pasado 11-S. Mientras estas medidas de protección continúan, la embajada norteamericana presenta un aspecto distinto del acostumbrado: ahora, el perímetro del edificio está cubierto por unas planchas metálicas de dos metros y medio de altura al que hay que sumar un metro más de los bloques de hormigón sobre las que están colocadas. Fuentes de la embajada aseguran que el nuevo cercado “se debe a las mejoras de los sistemas de seguridad” y no precisan los motivos de la remodelación exterior, ni en qué consiste la labor que se está llevando a cabo. Eso sí: la obra ha tomado un metro de acera con la consiguiente molestia que supone para los viandantes. Además, fuentes policiales consultadas por ECD aseguran que este tipo de medidas adicionales para la seguridad, en este caso, en la estructura, se suelen completar con la protección exterior e interior del personal de seguridad como elemento disuasorio, y dispositivos ocultos: la contra vigilancia como modo de prevención, formada por los miembros de seguridad de paisano y equipos tecnológicos necesarios para evitar posibles hostilidades contra la legación. La embajada norteamericana cuenta con personal propio de seguridad, la colaboración de la Guardia Civil y otro tanto de la Policía Nacional. Este último, ha aportado para la custodia del edificio una tanqueta. Hay que decir que, en Madrid, sólo la embajada británica dispone de un vehículo de las mismas características.

·Publicidad·
·Publicidad·