Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La ganadería cántabra, en peligro: los ganaderos temen que la Consejería comience a quemar de manera indiscriminada a miles de vacas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los ganaderos cántabros están asustados con la decisión tomada por el gobierno regional. Según han declarado a El Confidencial Digital algunos sindicatos, el director general de Ganadería de Cantabria, Manuel Quintanal, habría ordenado el sacrificio de todas las vacas -incluidas las sanas- que se encuentren en explotaciones donde haya algún ejemplar afectado por brucelosis para después del verano.

Los ganaderos cántabros están asustados con la decisión tomada por el gobierno regional. Según han declarado a El Confidencial Digital algunos sindicatos, el director general de Ganadería de Cantabria, Manuel Quintanal, habría ordenado el sacrificio de todas las vacas -incluidas las sanas- que se encuentren en explotaciones donde haya algún ejemplar afectado por brucelosis para después del verano.

 

Según fuentes oficiales, actualmente el 1,12% de las reses de la región se encuentran afectadas de brucelosis bovina en Cantabria, una enfermedad infecciosa que se contagia por la piel o por vía digestiva. Para acabar con esta plaga, el Ejecutivo ha optado por el denominado “vacío sanitario”, es decir, la eliminación de todas las vacas que hayan contraído la brucelosis o que hayan tenido contacto con algún ejemplar infectado.

 

Para los ganaderos cántabros que padezcan las consecuencias de esta epidemia, la incineración de las reses supondría el sacrificio de todas las vacas de sus explotaciones, incluidas también las sanas. De hecho, según declaran los afectados, la Unión Europea recomendó para estos casos la vacunación del ganado. Una vez demostrada la ineficacia de esta solución, habría que optar por la incineración.

 

Sin embargo, la quema de los animales en la región podría comenzar después del verano. Por ello, los empresarios del sector iniciaron el pasado mes de enero una serie de manifestaciones ante la “caótica situación”. El objetivo es combatir la brucelosis de una manera más eficaz y con el consenso de todas las partes.

 

La Dirección General de Ganadería del gobierno cántabro, por su parte, confirma que la eliminación de las reses, tanto las infectadas como las que hayan podido estar en contacto con éstas, se llevará a cabo mediante eutanasia.

 

Niega, sin embargo, que se vayan a incinerar las reses y se optará por transportarlas a los mataderos locales. Además, las fuentes oficiales replican a los ganaderos al sostener que la Comisión Europea ya no recomienda la vacunación previa de las vacas afectadas.

·Publicidad·
·Publicidad·