Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

El secretario de Estado de Seguridad abronca y pone firmes a los comisarios de Madrid al conocer los malos datos de criminalidad de este verano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con las estadísticas en la mano, Ignacio Camacho decidió reunirse en fecha reciente con altas esferas policiales. ¿El objetivo? Descubrir por qué la delincuencia se ha cebado este verano con la capital y adoptar soluciones “urgentes” antes de las elecciones.

El aumento de robos, especialmente, en la capital parece haber aguado la vuelta al trabajo tras el estío del secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Camacho, que ha decidido tomar cartas en el asunto. Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, la semana pasada Camacho celebró dos reuniones convocadas de urgencia con un único orden del día: afrontar las malas cifras de delincuencia en Madrid, una de las peores en muchos años.

La primera cita tuvo lugar el martes 11 de septiembre y tuvo como escenario la sede del Ministerio de Interior. A este encuentro asistieron el Director Operativo de la Guardia Civil y el Jefe superior de Policía de Madrid, Enrique Barón. Al día siguiente, Camacho se desplazó a la sede de la jefatura madrileña para tratar el tema con los cuatro comisarios zonales de la capital. En este segundo encuentro también estuvo presente Barón.

Las fuentes consultadas por ECDaseguranque Camacho fijó a los policías, como objetivo prioritario de cara a los próximos meses –y con la mirada puesta a las elecciones generales-, rebajar los índices de delincuencia en la capital. Al parecer, el tono de esas entrevistas fue duro y generó una gran tensión.

“La situación es difícil –reconocen las mismas fuentes. No saben qué hacer para afrontar el crecimiento de la delincuencia, cuando lo único que están exigiendo desde las altas instancias es que los agentes cubran el cupo mensual de detenciones –‘palotes’, en argot policial- y no queda tiempo para las investigaciones pues son procedimientos que llevan su tiempo”.

Hay que recordar que el actual jefe superior de la Policía de Madrid, Enrique Barón, lleva en el puesto apenas dos años. Sus anteriores destinos lo definen como un profesional experto en seguridad ciudadana. Estuvo destinado en Navarra y en el País Vasco donde se trabajó “con gran eficacia” en labores contra el terrorismo y la ‘kale borroka’, aseguran.