Judicial

El CGPJ informa por sorpresa de recortes en el plus de productividad de los magistrados

Marejada entre los jueces por las discrepancias en el cálculo del cómputo de horas extras

Papeles acumulados en los juzgados
photo_cameraPapeles acumulados en los juzgados

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha comunicado a los jueces correcciones en el cálculo de las horas de productividad del último trimestre de 2019 por “desviaciones significativas”. Esto en la práctica, supone que una rebaja en las retribuciones variables por el trabajo “extra” de los magistrados. 

Para cobrar el plus de productividad, una vez al año, los magistrados tienen que elaborar un informe en el que presentan el número de autos, sentencias, juicios y la complejidad de los mismos y en función de eso les da un porcentaje de trabajo. 

El Pleno del CGPJ cambió la manera de contabilizar estas horas en un Reglamento de 2018. Los jueces deben declarar conforme a una serie de patrones especificados la producción de su trabajo. Por ejemplo, un juicio referente a Ley de ordenación de edificación se computa con 9 horas, mientras que uno de productos y activos financieros se hace con 2 horas y 15 minutos. 

Captura de pantalla 2020-06-02 a las 17.39.52

A la vez los letrados de la administración de Justicia elaboran sus propias estadísticas de trabajo. En este caso, la Unidad de Organización y Gestión del Servicio de Inspección del Poder Judicial ha comparado ambos cómputos -que no coinciden porque tienen parámetros diferentes- y se ha quedado con el que hacen los letrados. 

Malestar entre los magistrados 

El pasado viernes los magistrados recibían un mail del Consejo diciendo que: “ El número de autos declarado por usted presenta una desviación muy significativa con la cifra total de autos que aparece registrada a su nombre en el boletín estadístico del órgano Juzgado...".

“Ha sido a un número enorme de magistrados y jueces”, explica Natalia Velilla, magistrada de adscripción territorial del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, “no conozco a ningún magistrado a quien no le hayan mandado un correo corrigiéndole la productividad”. 

Esta retribución variable solo tiene derecho a cobrarla quien la presenta, por lo que para los jueces supone un trabajo extra elaborar el informe. Va por porcentajes y cobran entre setecientos y unos mil euros anuales más de su sueldo. 

Al recibir este correo, los magistrados se han sorprendido por el hecho de que el Consejo les inste a preparar este informe detallado y luego se quede con la estadística del juzgado. 

Tal ha sido el malestar que la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria ha enviado un comunicado directamente al Consejo para pedir que aclare este hecho. 

Una gran carga de trabajo 

Los magistrados lamentan la carga de trabajo a la que están sometidos. En este sentido, por ejemplo Gregorio Callejo Herranz, magistrado del juzgado nº 5 de Majadahonda, lamentaba en Twitter que el Poder Judicial le había corregido su baremos a un 193%, en lugar de las 202% horas que había enviado. 

“A mí me sale que he trabajado un 93% más de horas de las que en principio ‘debería’. Y diréis algunos ‘oh, qué hombre tan trabajador’, ‘es encomiable’, heróico esfuerzo’. Pues no. Quiero decir que el hecho de trabajar ese 93% es una auténtica tragedia para todos”, decía. 

“Se empeñan en que parte de nuestras retribuciones se cumpla en función de cuántas sentencias ponemos”, dice Fernando Portillo, juez decano de Melilla. 

Los jueces explican que esta cantidad de sentencias supone estrés, celeridad y casi emergencia y que esto hace que se resienta la calidad de las resoluciones. “Imaginemos que un cirujano hace el doble de las intervenciones que debería hacer. ¿Queríamos ser operados en esas condiciones?”, escribe Callejo, “Los ciudadanos deben ser conscientes de que cuando acuden al servicio público de Justicia, acuden a una entidad de una fragilidad extrema, desbordada”. 

Enfado con el órgano que les gobierna

Los jueces están esperando la respuesta del Consejo que les aclare cómo van a contabilizar estas retribuciones, si teniendo en cuenta la estadística del juzgado o teniendo en cuenta el informe que ellos mandan. “si no, nos plantearemos otro tipo de acciones”, dice una magistrada. 

Algunas de las fuentes consultadas ven este hecho como una “estrategia” del Consejo para intentar pagar cuantas menos retribuciones posibles. “Ya se ve por dónde asoman la patita cuando una de las medidas propuestas por el CGPJ al inicio de la pandemia era dejarnos sin retribuciones variables para el año que viene”, explica una juez, “están intentando dejarnos sin la retribución a  través de una interpretación estrictísima de todo”.  

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?