Judicial

La cúpula judicial confía en que la nueva ministra desatasque definitivamente la renovación del CGPJ

Valoran de Pilar Llop su preparación técnica, su discreción y su carácter amable: fue letrada del CGPJ durante cuatro años

EuropaPress_3839891_nueva_ministra_justicia_pilar_llop_recibe_cartera_ministerial_manos
photo_camera La nueva ministra Pilar Llop recibe la cartera ministerial. Foto Eduardo Parra /Europa Press

“Es imprescindible que cuanto antes se renueven todos los órganos judiciales”, terminó apuntando este lunes Pilar Llop en su primera comparecencia como ministra de Justicia. La sustituta de Juan Carlos Campo llega al Ministerio en medio de tres reformas de gran calado y con más de dos años de bloqueo en instituciones como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Fuentes de este órgano han mostrado su plena confianza en Llop para desencallar esta situación. 

Los vocales consultados por este digital se han desenvuelto en halagos para la magistrada especialista en violencia de género. De hecho, los miembros actuales la conocen bien porque coincidieron con ella dos años cuando esta fue letrada del Gabinete Técnico del CGPJ entre 2011 y 2015. “Yo la recuerdo como una letrada trabajadora, discreta y con una actuación muy efectiva”, dice un vocal. 

“Es una magistrada estupenda, muy prudente, muy preparada y con una visión muy clara de la Justicia”, comenta otro miembro. “No es nada estridente”, expone un tercero. La mayoría de los preguntados consideran que ha sido un nombramiento acertado y las expectativas están altas por su amplio conocimiento de la cartera. Llop acaba de salir de la presidencia del Senado, pero asumió responsabilidades como la jefatura de la Sección Observatorio de Violencia de Género, la secretaría de la Comisión de Igualdad o la Secretaría del Comité de Dirección del órgano de dirección de los jueces. 

“¿Que si puede ser un revulsivo para las negociaciones? Sin lugar a dudas”, explican estas fuentes en el CGPJ. “Puede ser muy útil”. 

El ministro saliente Juan Carlos Campos rozó en varias ocasiones el pacto con el PP para cambiar a los 20 vocales que hace exactamente dos años y ocho meses debían haber sido relevados de sus puestos. Las negociaciones en los puntos en los que hubo diálogo las lideraron precisamente el ahora ministro Félix Bolaños junto a Campo en el lado socialista de la mesa y el consejero madrileño de Justicia e Interior, Enrique López, acompañado del secretario del PP Teodoro García Egea de parte de los populares. 

Las fuentes consultadas indican que los actores para sentarse a hablar ahora pueden cambiar una vez Llop se haga con su equipo, aunque apuntan a que Bolaños seguirá entrando en la ecuación. Lo que sí dejó claro ella este lunes es que será más pronto que tarde: “Es una situación que desde luego yo espero que cuanto antes pueda ser desbloqueada porque es imprescindible que cuanto antes se renueven todos los órganos judiciales” . 

El actual presidente en funciones del CGPJ, Carlos Lesmes, ha pedido en diferentes ocasiones al Congreso de los Diputados que cumpla su función constitucional de renovar. Algunas fuentes apuntaban a que podría estar pensando en hacer un nuevo requerimiento antes de que la crisis de Gobierno sucediera, pero esa posibilidad se ha diluido ahora. Otras fuentes apuntan a que un lugar propio para que Lesmes vuelva a instar a los partidos a que negocien será después de verano en la Apertura del año Judicial donde estará presente el rey Felipe VI. 

Y además del CGPJ, tres reformas de calado 

El ministro Campo se había propuesto un horizonte muy lejano con su plan Justicia 2030. Ha dado un gran impulso legislativo con tres grandes reformas que cambian el paradigma en los juzgados como la Ley de Eficiencia Procesal, la Ley para la digitalización y la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal que revoluciona por completo el proceso penal tal y como se conoce hasta el momento. 

Después del periodo de aterrizaje, Llop tendrá que tomar las riendas de todas estas iniciativas que están a medio hacer. “Se trata de proyectos que necesitan continuidad”, expone uno de los miembros de la Comisión Mixta, formada por el Ministerio, el CGPJ y la Fiscalía para poner en marcha todos estos planes. “El equipo ministerial de Campo estaba muy cohesionado y en el ámbito técnico teníamos muy buena coordinación”, declara. Por eso, reiteran que los retos para la ministra entrante son “tremendos”. 

Los fiscales también quieren su parte del pastel 

Esto supone un “terremoto”, según apunta un fiscal de la Fiscalía General del Estado. En particular para todas las propuestas que hay en marcha. Todos los actores judiciales están expectantes ante los cambios que Llop pueda acometer en su equipo más próximo. Para algunos fiscales consultados por este digital, lo primero que tiene que hacer la nueva ministra de Justicia es centrar sus prioridades y sentarse a hablar con las asociaciones tanto de jueces como de fiscales. 

“Tiene que decidir cómo se va a hacer la ampliación de la Fiscalía”, explican estas fuentes en relación a la petición que la fiscal general del Estado Dolores Delgado realizó hace algunas semanas al entonces ministro Campo. Delgado requiere una ampliación de la plantilla por la sobrecarga de trabajo, además de una revisión profunda del anteproyecto de ley que otorga la instrucción al Ministerio Público, con cuyo texto el Consejo Fiscal ha sido muy crítico. 

El feminismo de Llop

Llop, que es la cuarta mujer al frente de esta cartera en la historia de la democracia reciente española, está muy vinculada a la lucha por la igualdad de género.  Aunque es una persona “nada estridente”, según los consultados, en su presidencia en la Cámara alta ha dejado momentos en los que ha mostrado la importancia que para ella tiene el lenguaje: 

-- “Gracias, señora presidente”, le dijo el senador de Vox Jacobo González-Robatto. 

-- “Gracias, señora senadora”, le contestó impasible Llop. 

Cada vez que la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género confirma un crimen machista, la hasta ahora presidenta del Senado hace pública su “rotunda condena” en sus redes sociales. “Debemos actuar con firmeza y unidad a la violencia de género”, ha expuesto Llop en su cuenta de ‘Twitter’. 

Quien la conoce destaca su capacidad técnica. Habla inglés, alemán, francés y se defiende en italiano y búlgaro, consecuencia de sus años colaborando con la Comisión Europea en la Dirección General de Cooperación Internacional en Bruselas y en América Latina. 

El liberal Justin Trudeau gana las elecciones en Canadá sin la mayoría que esperaba

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?