Judicial

Los setenta equipos psicosociales de Madrid serán agrupados en un Instituto de Medicina Legal

Será trasladado al 'donut' de la Ciudad de la Justicia cuando el edificio quede acondicionado

El edificio del Instituto de Medicina Legal de Madrid, construido en el Campus de la Justicia
photo_cameraEl edificio del Instituto de Medicina Legal de Madrid, construido en el Campus de la Justicia

El Instituto de Medicina Legal de Madrid empezará a funcionar como un solo órgano y en un solo edificio a partir de mayo. El lugar será un edificio en la calle Albasanz que ahora mismo está en obras. Pero este lugar también es provisional porque, según confirman fuentes de la Consejería de Justicia a El Confidencial Digital, los funcionarios serán trasladados más tarde a la Ciudad de la Justicia. La Comunidad de Madrid tiene claro que reactivará este macrocomplejo, paralizado desde 2015, para unificar la justicia madrileña. 

Madrid no tenía jurídicamente un Instituto de Medicinal Legal (IML). Hasta ahora contaba con 71 equipos psicosociales, repartidos por los diferentes complejos de justicia, que cumplían con esta labor, pero la Consejería de Justicia ha editado un Decreto en el crea este órgano que comenzará coordinar las diferentes unidades de valoración. 

Estos equipos psicosociales elaboraron en 2018 unos 2.500 informes periciales, según datos de la Consejería, y la Comunidad de Madrid destina a ellos algo más de 5 millones de euros. 

‘El Donut’

El edificio que iba a ser el Instituto de Medicina Legal es el único proyecto terminado del polémico Campus de la Justicia. Era la construcción más sencilla del plan inicial, por lo que fue la que se terminó de un total de doce edificios. El conocido como ‘donut’ albergará el IML cuando las obras se reactiven, como plantea la Comunidad. 

La polémica del Campus de la Justicia

El Campus de la Justicia empezó siendo un macroproyecto en el que se plantearon grandes contrataciones de arquitectos como: Norman Foster o Zaha Hadid. Se lanzó en 2005, de la mano de la expresidenta Esperanza Aguirre, con la idea de concentrar en el barrio madrileño de Valdebebas todas las sedes judiciales de la capital. 

Más tarde, en el periodo de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad, no solo se desentendió del proyecto sino que presentó una denuncia ante la Fiscalía por presuntas irregularidades en las obras.

Ahora hay causas pendientes tanto en el Tribunal Supremo como en el juzgado nº5 de la Audiencia Nacional, que investigan irregularidades y, tal y como adelantó ECD, el juez José de la Mata ha llamado a Norman Foster a declarar como testigo.  

El Nuevo proyecto

A la espera de la sentencia, fuentes de la Consejería aseguran a ECD que la idea es poner de nuevo en marcha el proyecto sea cual sea el fallo, aunque la clave estará en determinar de qué modo. 

Lo que se plantean ahora es una planificación más “razonable”, con una arquitectura funcional que habría que comenzar a diseñar de nuevo.  

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable